domingo, 12 de junio de 2011

Amanecer mágico.




Has amanecido aquí
y enciendes la luz del alba,
reminiscencia de un sueño
sepultado en mi almohada.
Lo has hecho realidad
porque absorbo de las sábanas
el aroma de tu aliento,
tu sonrisa de las hadas,
eco dulce de tu voz,
y la luz de tu mirada.
Amaneceres de ensueño,
que no se abra la persiana
en el día posterior
del lleno pleno de mi alma.
Hoy la brisa se desnuda
en el agua de las ánforas
haciendo líquido a Céfiro
para que lave tu cara.
Siento perderme en tus ojos,
abrazado por tu magia
en este amanecer mágico
de esta mañana soñada.
Si existieran los deseos,
una cosa tengo clara;
no pediría riquezas
ni joyas, ni oro, ni plata;
lo único que pediría,
es que nunca te marcharas.

1 comentario:

  1. Aquí dejo mi seña de identidad más relevante. El romance castellano. Pero sin dejar de beber de las aguas del gran Gustavo Adolfo Bécquer. Si Álvaro lee esto, se va a echar las manos a la cabeza ^_^. Pero esto ha sido un arrebato de inspiración y por esta vez, espero que me perdone.

    Un abrazo grande a todos y espero que terminéis de pasar un buen domingo.

    P.D. José Luis, hoy se termina la Feria, esta noche es posible que tire fuegos artificiales para celebrarlo. Espero que tú al menos, lo hayas disfrudo. El año que viene más...

    ResponderEliminar