domingo, 19 de junio de 2011

Calle del Viento

Hay una calle en Marbella
que juega contigo a su entrada
con nombre de levante,
y olor a marejada

Esa calle no quiere intrusos,
Rojo, naranja, blanco y rosa
buganvillas de colores,
donde la gaviota se posa.

Qué paraísos esconden
sus muros dorados,
un naranjo y una higuera
te sonríen a cada lado.

Sombras de Luna
y noches de Sol,
jaleo de azulejos,
viento en el callejón.


4 comentarios:

  1. Me alegra comprobar que el nivel se mantiene, José María, mira que para mí este lugar está agotado y que me gustaría irme fuera una temporada, por no decir para siempre, ya que es una palabra que no me gusta. Pero la lectura de tus versos, el olor a marejada, el pose de la gaviota, el nombre de levante, las sombras de la luna... la verdad es que dejan, si no se conoce, muchas ganas de conocer el lugar que se describe.

    Me ha gustado mucho tu poema. Sigue así.

    Que paséis un buen domingo, aunque no veas como pega el amigo sol, ¿eh? Eso de noches de sol le viene hoy que ni pintado.

    Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juanjo, tus comentarios me animan a seguir escribiendo ya que vienen de alguien con mucha más técnica y nivel que yo!. Y se que son sinceros...como acordamos en la primera reunión del viernes: críticas sinceras, para aprender y mejorar.

    Me entristece oir que te quieres marchar de Marbella, y la palabra siempre suena horrible, pero entiendo que las circunstancias de cada cual son diferentes y te pueden empujar a dejar el sitio donde vives.

    Un abrazo, y te queremos en Marbella.

    ResponderEliminar
  3. Podrá irse de donde vive, podrá dejar atrás tantas cosas vividas, algunas buenas, algunas mejorables y otras que mejor que no hubieran ocurrido nunca (otra palabra que no es de su gusto), pero eso si, nadie le podrá quitar su gusto por esto, por las letras, escritas, leídas, recitadas.
    Es su vida y NADIE puede ni debe quitarle o restringirle ese gusto y ese placer que le dan.

    Ánimo mi querido poeta sureño, trabaja en tu sueño y no decaigas por mucho tiempo que pase.
    Besitos azules muassssssssssssss


    Ni que decir a nuestro poeta José Maria por su precioso poema, una descripción fiel donde las haya y que en verdad dejan ganas de verlo en persona. Ya huelo el aroma de azahar que desprende el entorno sureño, mmmmmmmm una delicia :)

    ResponderEliminar
  4. Me alegro José María, el señor director del club no puede ser el primero en saltar del barco eh, que hay un sueldo que mantener y unos recibos que pasar ^_^. El tema de la marcha es una búsqueda de nuevos horizontes y estímulos. De cualquier modo, aprovecho para decirte que tras el curso, y encontrarme con vosotros, veo que hay gente que merece mucho la pena y de la que se puede aprender. Por eso, os doy las gracias. Y es todo un privilegio que digas lo que dices de mí. Si acaso, lo que yo puedo tener es algo más de práctica en las formas, pero recuerda lo que me decía Álvaro, estás muy metido en el mundo becqueriano, intenta salir de ahí alguna vez. Lo intento, por supuesto, pero vosotros conseguís cosas preciosas en vuestros primeros intentos y eso dice mucho. Por supuesto, que dentro de la educación y el respeto, cuando haya algo que según mi opinión decaiga, lo diré. Yo para eso tengo mucha mano izquierda y ojo clínico ^_^-

    Gracias José María, toda una suerte haberte conocido.

    Kanet, el impulso creativo ya lo talaron una vez y ahora que ha vuelto a crecer, no dejaré de intentarlo de nuevo. Sé lo que es estar alejado de las letras y por motivos absurdos de todas, todas. Así que no volverá a ocurrir ^_^. El tiempo dirá si llega la ocasión de marcharse una temporada o no, aunque no niego que me haría bien, a veces, no se dan las circunstancias adecuadas. De momento, seguir creando, seguir luchando, no queda otra.

    Gracias por vuestra participación.

    ResponderEliminar