domingo, 26 de junio de 2011

Servilleta de lino (6)

María se despertó sudorosa, el corazón latiéndole en la garganta. Se levantó y bebió el vaso de agua, que tenía en la mesita de noche deseando calmar la desazón que sentía arderle en la boca del estomago. Se fue al cuarto de baño, dejó correr el grifo hasta que el agua que se derramaba entre sus dedos empezó a calmar el calor que la estaba sofocando. Se miró al espejo, unos ojos grandes, rasgados de un verde azulado, le devolvieron la mirada. En ellos había una luz intensa. La nariz recta, delicada, los pómulos altos, marcados, la boca de dibujo preciso y labios llenos, el pelo, cobre y oro fundido en maraña desordenado, dibujando un cuello largo, se apoya en unos hombros delgados y redondeados. Se pasa los dedos mojados por el rostro y recorre su imagen en el espejo una vez más y en sus labios lentamente se empieza a dibujar una sonrisa. Cierra los ojos y vuelve a ver el mensaje que recibió ayer:"Necesito verte. Carlos". veinte años... y solo había necesitado esas tres palabras,

6 comentarios:

  1. Muy bueno Isabel ! me encanta el datalle de la descripción del personaje y como transmites la intensidad del sentimiento de María.

    Parece que en Barcelona se va a animar la cosa entre Carlos y María....

    Ahora le toca a Jose Luis, por favor sácanos de tanta intriga y que se vean ya en el Café !!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo que es capaz de hacer una ilusión renovada ¿verdad? Quizá, y resalto el quizá, haya permanecido sin mirarse tan cuidadosamente en el espejo, estudiando sus rasgos para mejorarlos. Viente años sin sentir ese calor sofocante en su interior... Y cómo cambian las cosas en un simple segundo. Vemos que Carlos pudo cargar su móvil y mandar ese mensaje que ha cambiado la vida de María...

    José María, una pregunta, para no romper el orden, le toca a Carolina ¿no? Luego va José Luis, luego Eva, luego Mina y lo termina Miguel "the missiing one". Es así ¿verdad?

    El caso, es que está muy emocionante el relato y espero que Carolina le dé continuidad pronto.

    ResponderEliminar
  3. No, no me toca a mí, le toca a Carolina, ¡A ver como desarrolla la nueva relación! Seguro que me deja un buen conflicto....

    ResponderEliminar
  4. Que descripción tan detallada! me encanta el final. Tres palabras solo, pero tan dificiles de pronunciar muchas veces.
    Carolina, nos tienes en aaaaaaascuas.....
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  5. Juanjo, en cuanto al móvil hay diferentes posibilidades que se pueden explicar en un flashback. Que él tenga un blackberry cuyo número su mujer no conozca o que cuando finalmente decide mandarle el mensaje a María se desespere al ver que esta descargado y al final le pide a la mujer que está sentada a su lado, que por cierto es muy atractiva y lo ha estado observando con interés, que le permita utilizar su móvil, con lo que tendríamos el principio de una nueva relación...Un abrazo Isabel

    ResponderEliminar
  6. Vamos, que como sigamos así el camarote de los hermanos Marx se va a quedar en pañales ^_^.

    Carol, que te toca, y estamos en ascuas. Sácanos de dudas.

    ResponderEliminar