jueves, 7 de julio de 2011

Haikus de una tarde de verano

Componiendo haikus
el calor de la tarde
me duerme

Una planta se mece
por una leve brisa
que desaparece

Lo contemplo
Mar de crestas blancas
cinco de la tarde


Joanna dice
que los haikus son
como tweets


Terral caliente
Sierra Blanca se ve clara
calles vacias

2 comentarios:

  1. Aquí y ahora. Has descrito perfectamente la tarde de sol que ha hecho, los hilos de fuego invisibles que danzaban en el cielo a las cinco de la tarde, la tarde que dormía, la brisa evaporándose, Sierra Blanca mostrándose clara, las calles vacías, o si acaso con algún insensato paseando desafiando a la deshidratación, la voz de Joanna haciendo un comentario. Todo encaja, José María, aquí y ahora. Todo sucede en este tiempo y en este espacio.

    Sigamos avanzado, sigamos creando, que no pare la función del circo ambulante y creativo.

    Saludos de buenas noches para todos.

    ResponderEliminar
  2. Eso de los haikus siempre me ha impresionado bastante, la concentración de lo que se quiere transmitir encerrado en tan pocas palabras y según tengo entendido tienen que ser exactas, no sé ee algo así me comentaron.

    Si ya es difícil a veces transmitir en un poema libre, imaginémonos que nos dictan normas y nos controlan la extensión, uff apaga y vámonos jeje .. al menos para mi es toda una odisea.
    Pues nada a leer mucho y a aprender de quienes saben y que bajo su trazo todo parece sencillo.

    Por aquí seguiré rondando a la mínima que pueda, besitos azules muasssssssss

    ResponderEliminar