lunes, 18 de julio de 2011

La dama de la noche.



La dama de la noche plena, llena,
desde la oscuridad plata derrama.
Con dedos invisibles acaricia
lo más hondo de tu alma.

Dama eterna del cielo boreal,
tu manto pinta el día del mañana
y, esperando se queda el impaciente
perdido en su nostalgia.

Llena eres, la princesa de los cielos,
testigo del nacer de rosas blancas
que los enamorados depositan
suspirando a sus damas.

Pincel de los espíritus del sueño
mojado en las sonrisa de las hadas,
haces del mar inmenso tus espejos,
belleza que no acaba.

En matriz de los ruegos peregrinos
la noche se convierte en las palabras
que te envían la tierra sola y yerma
sus voces apagadas.

Tu luz se hace jirones de materia
que vuela como lágrimas de plata;
en mi alma prisionera de tu embrujo,
la noche no descansa...


6 comentarios:

  1. ¡Qué pasada, muchacho!
    Visto lo visto, te propongo que el jueves en la radio, además de lo Cabral, hagamos un monográfico de poemas nocturnos o lunáticos. Además de éstos dos, podríamos también leer los de algún maestro (Se me ocurre Lorca, Neruda, etc...)

    ResponderEliminar
  2. Me parece una idea genial, claro que sí. El jueves pasado, en la charla sobre Baco, Gustavo (creo recordar que se llama así) dijo que el jueves llevaría a Afrodita. La cosa promete... ya lo creo que sí.

    Espero que con estos dos homenajes, la dama de la noche nos siga inspirando ¿no crees? No fue en el mirador (eso queda para agosto) pero desde el paseo marítimo, ofrecía vistas hermosas, y esta es una de las que pude tomar... Pensado en lo que habría de venir.

    Gracias José Luis, por tus palabras. Un honor mayúsculo. Que tengáis una noche apacible.

    ResponderEliminar
  3. Existe un proverbio árabe que dice:

    "Quien se empeña en pegarle una pedrada a la luna no lo conseguirá, pero terminará sabiendo manejar la honda."

    Tal vez por ello es tan deseada , alma inspiradora de grandes poetas...es magnética la majestuosidad que desprende en la creación del universo.Desprende luz apacible de fantasía que hace soñar la inspiración en el mundo de las letras , admirarlas y apreciarlas.

    Te felicito Juanjo por un poema tan noble y bello hacia la dama de la noche ,y que tuviste la suerte de contemplarla y plasmarla en esa imagen tan hermosa, tus versos hacen honor a su elegancia.



    Como cierre , lo haré con otro proverbio árabe:

    Si la Luna te ama, ¿qué te importa que las estrellas se eclipsen?

    Que tengáis un feliz día.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Raelynn, te agradezco esa alusión a los proverbios árabes, ya que el segundo, lo desconocía, y resulta tan hermoso... y cierto, que no tienes más que asentir, a pesar de tener la certeza de que no llegarás a saber si la luna te ama o es simplemente un envase donde se depositan las alabanzas de los trovadores que tienen el juicio medio perdido y que, en esas adulaciones, va creciendo su tamaño. Pero, mientras siga derramando esas lágrimas de plata sobre los ojos que esperan desde tierra, con sus mensajes ocultos que uno se empeña en traducir al lenguaje comprensible y agotado de las palabras, y como decía el maestro Bécquer, ¡habrá poesía!

    Y también te agradezco tu tiempo y presencia en esta alabanza a la luna. Como dices, un simple paseo, una mirada hacia el cielo, y algo cambia. ¿Será que no hay remedio posible a esta "locura"? Pudiera ser...

    Que tengas un día maravilloso, estimada amiga.

    ResponderEliminar
  5. Juanjo, se borró el comentario a tu entrada sobre la Luna, intenté hacer una corrección gramátical y voila! perdí el comentario.

    Oues para que no se pierda definitivamente y quede constancia de mi opinión sobre tu poema: repito, es un poema casi perfecto, maravilloso y creo que soy objetivo y no te estoy haciendo la pelota. Con escritos así nuestro blog mantiene el nivel y lo supera dia y dia !
    Y mi mañana (de ayer) se impulsó gracias a tu poema que leí en un descansillo de mi trabajo. Ya me quedan menos dias para mis vacaciones !

    ResponderEliminar
  6. Me lo he imaginado José María, yo por eso quité el mío también, porque si ya damos imagen de tarumbas perdidos, imagínate que entre alguien y lee una respuesta a José María y sin comentario de José María ^_^. Aquí transcribo la respuesta:

    José María, concuerdo contigo en que a pesar de que el trabajo parece agruparse encima de la mesa y de la cabeza, este lugar ejerce una fuerza de atracción casi peligrosa, pero del todo irresistible. Se entra y echas un vistazo a que lo ponemos, y piensas, "esto va muy bien". Todos tenemos cosas que contar y ahí está la clave de la diversidad que hace que no resultemos aburridos.

    Desde luego que las vacaciones son del todo merecidas y las pintas idílicas, sin duda. Esos atardeceres desde ese barquito de vela serán toda una fuente de inspiración, escucha el susurro de las olas romperse en el silencio, los detellos del fuego del cielo crepitar en su ocaso... Desde luego, qué esperamos esa entrada con ganas, ya lo creo que sí.

    Para esta alabanza a la dama de la noche, he usado el esquema de Bécquer de tres endecasílabos y un heptasílabo final. Y muestran todas las sensaciones que los majaretas perdidos sienten cuando miran al cielo, desde el malecón a la altura del Melia don Pepe (ya les pasaré la factura por la publicidad) cuando la dama de la noche se muestra llena. Y de verdad es asombroso lo poquito que se necesita para pasar un momento inolvidable.

    Ya va quedando menos para esas vacaciones que espero que disfrutes mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar