miércoles, 10 de agosto de 2011

Lo que tú provocas


Es tanto el sentimiento que provoca
el tono de tu voz y su dulzura,
la luz de tu sonrisa tan segura
que un remanso de paz a mí me evoca.

Y late el corazón que se hizo roca
al verte con tu luz brillante y pura,
porque al pensar en ti mi alma se cura,
porque al pensar en ti el sol me toca.

Y todo ocurrió cuando pude verte
y nació otra rosa en mi sendero
y borró el dolor de gran calibre.

Yo te quiero aunque no deba quererte
pero sé que respiro si te quiero
porque sólo a tu lado seré libre.

4 comentarios:

  1. Ainssss!! Juanjo .. que me han dado ganas de darte un achuchon al leer tus letras, de darte un cálido abrazo de cariño, envolverte con un suave halo que sea bálsamo para tu mente y tu corazón.
    Esa música no ayuda mucho a sanar y salir ileso de la inmensa ternura que desprenden estas letras, pues todo el conjunto es exquisito, sabes escoger muy bien los temas para que nos lleguen más adentro si cabe tus letras.
    Me maravilla el ver como escribes y vamos que no sé expresarme con cordura cuando leo estas cosas tuyas.

    Ten un hermoso día querido mío, hoy día de radio ee .. mucha suerte a todos en esta soleada tarde radiofónica, os escucharé esta noche, como vengo haciendo todo los jueves, pues ya me marqué en fosforito las noches de los jueves, ya veis, así andan las cosas :)

    Besitos azules muasssssssssss cuídate ;)

    ResponderEliminar
  2. Amigo Juanjo , creo que te lo he dicho ya en consideradas veces ¡ Eres un maestro de los sonetos! Es difícil conjugar el sentimiento con la métrica establecida en él.

    La mayoría de las veces resultan sonetos fríos ,insustanciales donde después de ser leídos se quedan vacíos y en el olvido de los segundos transcurridos.

    En tu caso es todo lo contrario , eres artífice de esa espontaneidad , originalidad bañada en sentimiento que el lector es capaz de observar y llevarse después de leerte.El hombre tal vez por regla general suele esconder esa parte privada , como parcelas reservadas a su intimidad , gracias a poetas podemos contemplar , admirar esa grandiosidad que el hombre posee ...esa capacidad que tiene de amar , sufrir y dejar patentado en los poemas para la posteridad.Me gusta ser lectora , una gran lectora de los grandes maestros y me inclino ante ellos.

    Un Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Kanet, Kanet... ¿qué digo yo ahora para no estropear tu comentario?

    La pieza de David Nevue es la que más me acompaña en este tiempo de calor, pues este Winter walk evoca a un bosque en pleno invierno que acoge la actividad de pasear como un regalo casi divino. El texto procura contar una historia de rotación, de llegadas de momentos donde las cosas cobran un sentido especial y se llenan de matices nuevos y de sensibilidades aumentadas. Porque la gente, todos, aunque siga habiendo por ahí rambos que piensen que son inmunes a los precios que hay que pagar por vivir, queremos aunque no debamos, porque, efectivamente, solo podremos respirar si lo hacemos.

    Gracias, mi querida amiga por tus palabras y tu tiempo. El programa hoy ha sido una mini representación con José Luis y conmigo en plan estelar (de estrellados, entiéndase bien) y ya que nos haces el honor gigantesco de escucharnos a esas horas de la noche, espero que te guste y lo disfrutes. Un beso muy grande y que tengas una tarde noche maravillosa.

    ResponderEliminar
  4. Raelynn, me grabaré tus palabras en la mente como remedio natural contra el desánimo. Muchas gracias, de verdad por tus palabras. Maestro, lo que es maestro, creo que no soy ni siquiera del camino. La vida es un eterno aprendizaje y a ello intento dedicarme. Los hombres están hechos de la mismas materia de lo sueños que vosotros, las mujeres, lo que ocurre es que los hay tan tontos que lloran en silencio, por vergüenza, o por el motivo que sea. He oído en ocasiones, que el hombre muestra su debilidad es menos hombre... Pero ¿qué es realmente la debilidad? ¿Reconocer que sientes y vibras o lloras con cosas que te tocan el alma? No creo que haya nadie que pueda negar que ha sentido cosas así al menos una vez en su vida. Quizá lo que les cueste trabajo es reconocerlo.

    El soneto, que significa sonido, es una composición que exige algo de práctica, pero una vez hallas el ritmo, me parece una buena forma de contar historias de un modo distinto. Intento mezclar sensaciones reales, de algún momento de la existencia, con la búsqueda de las palabras que puedan ser adecuadas para contar una historia que sea creíble para el que la lea. Y recibir comentarios como el tuyo, te hace snreír (y enrojecer peligrosamente, sobre todo porque viene de alguien con un talento extraordinario) y sentir que por una vez, se ha conseguido.

    Otro abrazo para ti, mi querida amiga. Y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar