miércoles, 17 de agosto de 2011

LUNA DE PASIÓN

Sobre el ajedrez de sus sueños el rey se acercó a su reina, la observó, acarició, la besó mientras dormía y él, el soñador de versos incompletos, despertó sobresaltado, sudoroso y nervioso en tálamo ocupado por la ausencia, eran… las sábanas de lo vivido las que besaban sus mejillas guardando los recuerdos en prensa sin letras. Otro día surgía en el que las paredes solitarias de su habitación le daban la bienvenida.
Vivía ese momento de soledad como se vive el silencio de un hogar despojado de sonrisa.
Abrió la puerta del armario donde dormía su ropa, en la otra mitad estaba su vida, en la otra mitad habitaba… el milagro tejido con seda roja con que disfrazaban la luna en sus noches de amor.
Por todo ello dio las gracias, besó el cielo.
Aquella mañana las misivas del sol hicieron de su ventana una preciosa vidriera, mil colores deslumbraban y almidonaban su corazón, surgían y sembraban su paz. Eran del color de los fuegos artificiales, eran rosas espaciales, eran vida estelar. La abrió muy despacio y dio los buenos días al astro rey y saboreó la mañana vestida de paleta de color, la abrió muy despacio y dejó volar el paño de seda roja…disfraz de su luna de pasión…mañana, ella volvería y vestirían la luna de nuevos capítulos.

3 comentarios:

  1. Precioso lenguaje, las palabras muy bien escogidas, perfectamente construido a mi modo de
    ver. Me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Yo opino igual que José Luis. Es un texto que exige una lectura detenida y que incluso se le pueden sacar varias interpretaciones. He visto una alegoría a los recuerdos de los que se alimenta el alma cuando una ausencia es impuesta. La tela roja y el sol matizando los colores de uan vidriera que no deja de ser un portal a una interpretación de sensaciones que quizá, estén aún por venir. Pero si mañana, su reina vuelve, las piezas de ese ajedrez tendrán nuevos movimientos posibles y, efectivamente, todo se vestirá de sueños nuevos.

    Genial María José, gracias por poner tu granito de arena en la variedad del este rincón.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros compañeros de sueños.
    Saludos desde la orilla del cantábrico, mi lugar de descanso. Nos veremos en el Sur.

    ResponderEliminar