sábado, 15 de octubre de 2011

EN MI BOSQUE ** 12 sensaciones otoñales

En mi bosque, digo mío porque en él me he criado, en él he vivido la mayor parte de mis años y en él pienso terminar mi existencia.
Como cada año cuando llega este tiempo, donde los atardeceres son más breves, el bosque sufre esa transformación tan maravillosa, dos momentos al año, éste se transforma de forma visible, en primavera y en otoño.
Ahora éste se prepara para el largo sueño invernal, deja caer todo lo que un día fue vida resplandeciente, camino sobre hojas secas, sobre esa hermosa y mullida alfombra dorada, a cada paso cruje dejando en mi esa sensación del término de un ciclo, a mi mente acuden todo un abanico de ideas, éstas se agolpan y me son difíciles de transcribir.
El sol da la vuelta a la esquina, se cuela entre los árboles, mirando al cielo entre las ya peladas ramas veo el movimiento de unas nubes meciéndose en los dorados reflejos que éste nos lanza al dar su último adiós del día.
Ya hay castañas, las hay por todas partes, es un fruto preciado en esta época, junto a otros tantos como las granadas, los caquis, las chirimoyas, los boniatos, etc… no todos me los regala mi bosque pero aún así los disfruto, pues lo hallo en sus cercanías.
No añoro ni envidio para nada las sabanas frescas y sin sudor que algunos me relatan, ni el olor a jersey recién lavado, ni estar en una terraza con un café bien cargado delante, ni oír el tintineo de vasos de gentes sin rostro, pues lo que yo tengo a mi alrededor no lo cambio por ninguno de esos supuestos placeres.
Suspiro ante esas ideas que se me vienen a la mente, la música del entorno me envuelve, la brisa me susurra que formo parte de este entorno, que en ningún sitio estaré mejor cuidada que en este, que el bosque me quiere y yo a él .. sigo mi camino y vuelta a empezar con mi rutina diaria.


4 comentarios:

  1. Es muy bonita la relación que relatas con tu bosque, muy íntimo. La idea de la "posesión" de un bosque es muy romántica, y me han gustado los detalles del pisar las hojas secas y el sol traspasando los claros de los árboles.

    Que privilegiada eres por vivir tan romántico otoño....

    ResponderEliminar
  2. Hola Presi, ese relato es totalmente inventado ee pero si que me gusta el bosque y me he puesto a pensar en que cosa me gustaría y que situación me gustaría estar con él.
    La verdad es que no me ha supuesto ningún esfuerzo.

    Gracias por comentar, besitos azules muassssssss

    ResponderEliminar
  3. Kanet, te iba a preguntar donde podía ver un bosque así, pero veo que es inventado, pero está representado muy bien el Bosque, y las sensaciones que no echas de menos

    bssss

    ResponderEliminar
  4. Hola Kanet, me ha encantado la forma que le has dado a todas esas sensaciones otoñales en un mismo escenario: en tu bosque. Sin permiso, he entrado en ese bosque tuyo y he disfrutado de cada detalle que cuentas en él y sobre él.;-))
    xx Carolina

    ResponderEliminar