lunes, 31 de octubre de 2011

Iba una estrella en el cielo
paseando con su luz,
cuando al volver los ojillos
vio un planeta todo azul.
Le gustaba la dulzura
de sus cielos y sus aguas
de sus verdes y sus tierras
y algo mas que se escondió

Siguió buscando curiosa
y lo que vio le gustó
eran un grupo de amigos
que al quererse
en el amor a las letras,
engendraban tal calor,
que iluminaron su alma
convirtiéndose en su sol.

3 comentarios:

  1. Isabel, por una chispa comienza a encenderse el firmamento, cada estrella busca su lugar y su propia luz y voz. Que nos sigas iluminando y deslumbrando.
    Ich küsse ihre Hand,

    http://www.youtube.com/watch?v=eho4URo-38Q

    ResponderEliminar
  2. Por qué estudiaste Medicina, si querías ser poeta.
    Por qué te has metido de obras, si te van a volver loca.
    Por qué has esperado tanto, para escribir estas cosas.

    Porque te pintas los labios de rojo, y no de rosa.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito este poema dedicado a ese grupo de amigos, espero que ese grupo sigan manteniendo viva la chispa que los une y que ese calor no mengue, pues en él está la vida y la continuidad de su buena estrella.

    Besitos azules Isabel, muasssssssss

    ResponderEliminar