miércoles, 19 de octubre de 2011

LA TORTILLA DE PATATAS

Tomamos unas patatas,
pommes de terre qu'on dit,
las pelamos y cortamos
en rodajitas muy finas,
utilizando el cuchillo
cual si fuera un bisturí.

Quitamos a la cebolla
su fina capa de seda
y la picamos finita
llorando cual Magdalena.

La sartén en el fogón,
oro verde de aceituna,
patata y cebolla juntas
igual que en Fuenteovejuna.

Huevos frescos de gallina,
que dieron fama a Colón,
la perfección de sus formas
quebrada sin compasión.

Clara y yema bien batidas,
vuelca encima la fritura,
echa un poquito de sal
y a la sartén con soltura.

Con cariño y con tembleque
la cuajas por una parte,
y ahora viene lo difícil:
darle la vuelta es un arte.

Dos minutos y a la mesa,
ya esperan los comensales.
La tortilla de patatas.
La reina de los hogares.

7 comentarios:

  1. jajajaja eso de dos minutos lo vamos a poner en cuarentena. Me hace gracia cuando se dice eso, pues no se corresponde para nada a la realidad, una tortilla bien hecha necesita más de dos minutos, hay que pochar bien patata y cebolla y ello requiere tiempo, igual pasa con el sofrito.
    Pero tú lo has narrado de una forma fantástica, muy apetecible y muy poética .. ummmmm ya quisiera tener una ahora mismito delante mío, pues en estas horas cercanas a la comida, mi estomago ya empieza a dejarse notar jeje

    Hasta otra ocasión querido amigo .. besitos azules muasssssssss

    ResponderEliminar
  2. Kanet, ésos 2 minutos son los de cuajar la tortilla cuando ya se le ha dado la 2ª vuelta,
    y a mí me gusta jugosiiiiiiita....

    ResponderEliminar
  3. Ohh!! entiendo jeje ahora que lo releo bien, especificas que cariño y con tembleque la cuajas por una parte y al darle la vuelta un par de minutos y fuera, si, si, ahora veo jeje

    Me voy al curro, ya se terminó mi día y medio de fiesta, ahora os vais a librar de mi por unos días, ya que ahora solo podré hacer escapadas en las noches para seguir vuestros sentidos pasos.
    Besitos azules muasssssssssss .. y buen provecho jaja

    ResponderEliminar
  4. Se lee de corrido y parece tan fácil como hacer la tortilla, pero apuesto que te las has deseado para que todo rime.
    ¡Fantastica poesía! Me gusta...

    Hasta muy pronto!

    ResponderEliminar
  5. Menudo tortillón, nos sorprendes con tus dotes: actor, poeta, y ahora chef!
    Me han gustado dos cosas de tu poesía: que le echaras cebolla y que lo hagas rimar.

    A seguir cocinando, perdón escribiendo, José Luis.

    ResponderEliminar
  6. La leyenda afirma que la inventó una anónima ama de casa navarra, en cuya casa paró el general Zumalacárregui. La señora, que era pobre y lo único que tenía eran huevos, cebolla y patatas, acabó haciendo un revuelto con todo ello, revuelto que gustó mucho al general, que luego la popularizaría.

    ResponderEliminar
  7. Genial!!! he utilizado esta maravillosa poesía para mi blog de cocina Mi Cocina 2.0 http://cocineo.blogspot.com.es
    Espero poder hacerlo, podéis visitarlo y si hubiera algún problema, lo quito. Por supuesto he citado la fuente y dejo un enlace hacia este blog...
    Gracias de antemano, felicidades por el blog y un saludo.

    ResponderEliminar