domingo, 9 de octubre de 2011

OCTUBRE

Pensamos que somos distintos porque nos dicen Poetas y tenemos un mundo aparte más allá de las estrellas, decía Yupanqui.
Estamos en otoño y yo me arrodillo, hago una reverencia y me descubro ante la magia de las palabras que os transcribo a continuación, sacadas del librito "Mortal y Rosa" de Francisco Umbral:

OCTUBRE.  Se perfecciona la redondez del mundo. Los árboles son violines cuya música es el azul del cielo.
El bosque juega con mi hijo como un tigre verde con un jilguero. Somos el interior de una lentísima manzana cayendo silenciosamente en el tiempo.
Miro a veces los días que pasan como huecos, la luz adolescente que se seca en las copas, el relieve del tiempo granado en las muchachas y el milagro de todo que cuaja sin ser visto. Miro el oro caliente que queda abandonado cuando los niños pierden su inocencia en la tarde, y recojo despacio, con manos de mendigo, el color de la música y el aire de la vida.

1 comentario:

  1. Desde luego este extracto es bellísimo, pues aunque lleno de metáforas, éstas se entienden a la perfección.
    No me extraña que te haya cautivado, al menos conmigo también lo ha logrado.
    Gracias por acercarnos estas letras, donde entre ellas hay una profunda reflexión y que nadie o casi nadie ve y todo por lo deprisa que transcurre hoy en día todo, el mundo va acelerado y nos perdemos tantas cosas, que si una se para un instante se estremece ante ello, pues la vida pasa en un suspiro y al siguiente ya no estás y uno se pregunta ¿por qué? ¿por qué si todos vamos a ir al mismo sitio, si vamos a resultar polvo en el tiempo?
    Ains.... no sigo, que me estoy poniendo mala jeje

    Ten un hermoso fin de semana .. besitos azules muasssssssssss







    (Juanjo ya sabe que no soporto las entradas sin ningún comentario, es algo que no llevo bien jeje)

    ResponderEliminar