lunes, 31 de octubre de 2011

Oscuridad pasajera

Hace tres horas, en la oscuridad de mi dormitorio los pude palpar, llevan varios días allí colocados cuidadosamente, a duras penas se veían, colocados ordenadamente en un rincón de la librería, ese rincón que tengo reservado para mis objetos más preciados, y para mis actividades de poeta.

Nuevos y todavía sin desembalar, irresistibles y tentadores, un pecado venial. Y efectivamente no pude controlarme, abrí con cuidado uno de los paquetes y saqué el mío. Rápidamente y antes de arrepentirme lo metí en mi maletín, y ahí lo llevo, como un tesoro.

Voy como un niño pensando en el, la gente en la calle pensará que por que voy con esa sonrisa un lunes tan otoñal, acaso estaré majara, quizá.

Hace una hora al parar en mi cafetería de costumbre, mientras me atendían lo cogí, y lo toqué por unos instantes, precioso y llamándome....me suplica que haga algo con el, que no lo vuelva a guardar, lo escucho, le paso la mano suavemente, le digo que tenga paciencia, que pronto lo haré.  Me fijo en los detalles, en su fino tacto, su color indefinido, disfruto inmensamente.

Mientras escribo estas líneas, en mi despacho a las 10,30 de la mañana de este lunes silencioso de final de octubre, se que está ahí dentro, a dos metros de mi. Lo puedo escuchar diciéndome: "José María, no me tengas en esta oscuridad, cógeme y haz lo que tú sabes conmigo, dame luz, mánchame, hazme sudar. No te importe, te ofrezco mi ayuda y mi compañía, siempre te he sido leal y estaré contigo donde vayas. Solamente me tocas, no hace falta que me mires, luego tu sabes que todo fluirá y te daré oleadas de felicidad".

No puedo, está virgen y no puedo. Prefiero descargar estas líneas en el teclado de mi ordenador, con el tengo más complicidad, puedo decirle cosas que a otros no me atrevería.

El que está intacto y en la oscuridad muy pronto contendrá esencias y olores, palabras, pensamientos y colores, luz y movimiento, estará abierto a noviembre y yo.... contento.

5 comentarios:

  1. Hola Presi, estás muy misterioso. ¿Qué encierra ese maletín?
    Creo adivinar cual cosa es, un algo muy íntimo y tan solo tuyo y por supuesto ese algo solo lo puedes profanar tu mismo.
    Encierra todo aquello que es inconfesable y en ocasiones puede que vea parte de ello la luz, pero no todo.

    Bueno hasta ahí digo, quizá me equivoque, el tiempo lo dirá, sino tú.

    Que tengas un buen empiece de semana .. besitos azules muassssssssssss



    (PD: ¿te quedó claro para quien era la dedicatoria?¿Lo tengo que decir más claro?)

    ResponderEliminar
  2. Para tus actividades de poeta bien serviría una caja de inspiración ^_^.

    Pero me parece que el sudor de color azul o negro de eso que has usurpado de su lugar y escondido en tu maletín va a tener que trabajar mucho para ganarle en complicidad al teclado del ordenador. Nos hemos acostumbrado a contarle todo a unas teclas que hacen un ruido casi insoportable cuando hablamos a través de ellas. Y que encima tienen la poca vergüenza de poner la b y la v juntas, y a veces, los errores son de muy señor mío.

    Por lo demás, tu relato mantiene la tensión hasta el final y aunque parece claro que objeto es que el se esconde en esta oscuridad pasajera, puede haber una sorpresa en esa resolución. El relato invita a una continuación, presi, anímate y cuenta algo más de la ganancia de complicidad por parte de ese objeto. O si la pierde definitivamente y la oscuridad deja de ser pasajera para ser permanente. Sorpréndenos.

    ResponderEliminar
  3. Os prometo que tiene una segunda parte, pero no se si se desvelará el objeto en la oscuridad. Creo que os equivocáis al pensar lo que es, no es lo que pensáis.
    Ahora mismo sigue en la oscuridad y ahí lo voy a mantener. Porque prefiero pensar que está a dos metros de mi o que a veces lo llevo pegado.

    Quizá en Noviembre y dependiendo de las circunstancias, lo sacaré a la luz y desvelará todas sus esencias.

    Las esencias siempre se conservaron mejor en la oscuridad. Los colores se perderían con el sol, y los pensamientos se los llevaría el viento.

    El movimiento lo puede deteriorar gravemente, y no os digo nada de su virginidad, se perdería en cuanto alguien ajeno lo mirara o tocara.

    El está esperando su turno
    impaciente, en silencio
    sabe que ocurrirá
    que el momento mágico llegará
    con toda su furia
    y genialidad.

    ResponderEliminar
  4. Kanet, me tienes en ascuas con lo de tu poema, creo saber quién es el destinatario, pero aquí en público y con todos los poetas mirando y con la antena conectada me da verguenza.

    Por que no quedamos en un sitio más íntimo y me lo cuentas todo? yo también me desahogaría, no sabes lo quemado que estoy con todo esto, llevo cinco meses sin cobrar, son unos cabrones, pero júrame que no dices nada porque me juego el puesto.

    Y te diré algo entre nosotros, acércate un poco que te lo diga en voz baja,,,,,,,mira Kanet, me escuchas?, si sigo en este miserable trabajo es solo por vocación, no no vacación no, vocacional, no material no, esto es espiritual.

    ResponderEliminar
  5. Vale Presi, atiende tú también, que también te lo susurro al oído.
    Encontraremos un lugar más reservado, sin tantas antenas conectadas, porque para esto si funciona la conexión, para otras cosas no,pero para esto.
    De momento tienes un anticipo en otra entrada, la que hice.
    Ya sabrás de mi por otro medio y tendremos nuestra propia parcela, para nuestros propios desahogos, nos contaremos las penas, a ver con cual lloramos o nos reímos más jeje
    Pero tú shhhhhhhhh que no se enteren ee es nuestro "pequeño" secreto jeje
    Besitos muass así suave que no metan ruido alguno para no levantar sospechas jeje

    ResponderEliminar