domingo, 9 de octubre de 2011

OTOÑO en 12 sensaciones

Estoy sentada junto a la mesa camilla del mirador, 
el sol acaba de dar la vuelta a la esquina y sus
 rayos aún tintinean sobre los vasos de la terraza 
de enfrente.
El café, hoy más cargado que de costumbre
mezcla su vaho con el aroma insolente de los caquis y 
las chirimoyas del frutero. 
Es otoño y ya hay castañas en el puesto de la calle.
Bebo un sorbo de café y un abanico de ideas viene 
a mi mente y me siento transportada al pequeño bosque 
de hayas, caminando descalza sobre las hojas 
doradas, envuelta en el olor de tu jersey.
El lento movimiento de las nubes me recuerda 
que ya son más breves los atardeceres.
Un último sorbo y me iré a acostar en las sábanas 
frescas y ahora sin sudor.
Mañana volveré a empezar.
  

4 comentarios:

  1. vaya vaya, con que eras una mujer, eh?
    ya decía yo que lo de la coleta era raro,
    pero la barba entonces? es postiza?
    o es que estás hormonada para que te crezcan pelos en la cara?
    Pero que mas da, sigue componiendo cosas com esta, sentada en tu mesa camilla y transportada a bosques encantados.
    Anonadados
    nos quedamos
    de leer estos cuentos
    de hayedos
    y abanicados
    nos quedamos contemplando
    cielos nublados

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno que tiene este hombre es que su alma de actor le permite ser lo que él quiera... Y no deja indiferente a nadie, el arte no puede actuarse y él demuestra que es natural. Un relato muy breve donde se reflejan todas las ideas sobre el otoño que se expusieron. Y ese final me ha gustado mucho, porque lo entiendo como un camino de un solo sentido y sensación: la nostalgia otoñal que en estos días, después de calor agobiante (tanto como la insolencia de los caquis y las chirimoyas) se puede percibir con mucha facilidad.

    Mañana volveremos a empezar, me parece buena idea.

    ResponderEliminar
  3. No se puede (ni se debe) evitar nuestra parte femenina (¿Ésto es ser bipolar?)

    ResponderEliminar
  4. Sí, José Luis, es ser bipolar. Si fueras hombre, mujer y las dos cosas a la vez, entonces serías tripolar y estarías a un paso de tener el mismo remedio que yo, es decir ninguno ^_^.

    ResponderEliminar