jueves, 10 de noviembre de 2011

Costumbres

Como tantas veces había hecho de niño, volvió a mirar debajo de la cama antes de acostarse.

Esta vez no lo hizo por miedo, ni por desconfianza.

Tan solo esperaba rellenar su soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario