miércoles, 2 de noviembre de 2011

DESDE MI CELDA (Ventanas hacia adentro y hacia afuera)

Me  agarro con fuerza a los barrotes helados del ventanuco de la celda.

A través de la torre de vigilancia, mis ojos miran desenfocados las nevadas montañas que se recortan contra un horizonte sin esperanza.

Podrán encadenar mi cuerpo, pero en el interior de mi mente la libertad está cantando como un pájaro de colores muy vivos.

Una ráfaga de viento alborota mi pelo. Me siento en el catre y cierro los ojos.

Las cucarachas y yo nos disponemos a esperar pacientemente nuestro próximo plato de sopa.

4 comentarios:

  1. Una cosita, ¿Esto es lo que dais ahora en el cursillo de narrativa?
    ¿Esto es para entrenaros?

    Que relato más triste, la situación de un preso, pero no es la situación de uno de los de nuestro país ee pues aquí tienen canchas para deportes y sala de ordenadores, entre otras cosas y no creo que convivan con cucarachas ni bichos similares.

    Besitos azules de buenas noches, muasssssss

    ResponderEliminar
  2. Acabo de terminar un libro sobre Agfanistán (Cometas en el cielo, de Khaled Hossein, lo recomiendo mucho, mucho) y estoy un poco sensibilizado.
    De todas formas, la literatura no tiene por que ser reflejo de la realidad, digo yo.
    Y lo de triste es relativo, hay mucha gente que aparentemente es libre, pero tiene su mente en una cárcel. ¿No es éso más triste?

    ResponderEliminar
  3. Hay frases y sentencias,
    consuelos y quitapenas,
    con la mente bajo fianza,
    recupero la confianza.

    ResponderEliminar
  4. También lo veo como una muestra del poder que tiene la mente. Si rizamos el rizo, todos somos esclavos de algo, de los bancos, por normal general, pero también de los deseos innecesarios o de la pasividad absoluta. Y se supone que somos libres...

    Yo también pienso que es más triste que la situación que se describe, un preso libre dentro de sí mismo...

    Las ventanas están dando mucho juego, habrá que mirar en el centro, por si las ideas viven ahí.

    ResponderEliminar