martes, 29 de noviembre de 2011

Súbete al Tranvía

Súbete al tranvía de color azul
contaremos las estrellas del rio
son de colores que nunca viste tú
te sientas a mi lado, me miras, me rio.

Este tranvía no llegará al mar
bajaremos en la próxima estación
donde nos podamos sentar, contemplar
una orilla plácida, la perfección.

Un buen libro, un iphone, una canción
no importa donde viajemos, qué más da
perdón, solo quise hacer el amor
te mentí, solo quería tu calor.

Te perdono si lo pides con pasión
yo se que este tranvía no va al rio
es un velero blanco que va al mar
si me quieres, no me vuelvas a engañar.

Vamos a navegar en mi velero
a componer poemas y a soñarlos
un cuaderno rojo, un lapicero
poemas azules, poemas blancos.

Léeme ese buen libro por favor
mándame un beso con tu iphone negro
cántame esa canción de surf y de amor
me lees, me cantas, como me alegro.


En el barco de mi imaginación
tú estás a estribor, te vas a enamorar
fondearemos mas allá en altamar
bucearemos hasta el fin de tu alma
salta a la arena de una isla nueva
sal, viento, orilla, agua azul y en calma.

2 comentarios:

  1. Un tranvía llamado deseo,
    el deseo y su recorrido,
    el destino y sus rieles,
    diálogo junto al río.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta viajar en esos trenes que parece no saber a donde vas, porque lo importante es el viaje mucho mas que el final

    ResponderEliminar