miércoles, 2 de noviembre de 2011

Una Ventana al Exterior (2) Abrió los Ojos

Abrió los ojos, se sacudió la cabeza y se la cogió en gesto de espanto consigo mismo, William no se podía creer que estuviera vivo, la pesadilla de la que acababa de despertar fue tan real que se veía ya elevándose hacia el cielo lentamente, su alma flotando como un globo por el cielo contaminado de la isla.

Estaba aturdido de tal manera que no podía levantarse de la cama, en posición fetal y protegido por un edredón que lo aislaba del mundo exterior. Cuando pudo salir del estado de shock se incorporó lentamente, salió del dormitorio, cruzó el salón y fue directo a observar la ventana, ahí se quedó inmóvil, efectivamente la ventana estaba abierta al exterior, por un momento dudó, pero echándole arrojo se acercó lentamente al borde, giró la cabeza hacia abajo, allí a 155 metros en vertical estaba la línea de cochecitos amarillos, parecían de juguete, era la parada de taxis de la calle 32 de su barrio, Hell’s Kitchen, la Cocina del Infierno.

En un segundo esfuerzo, que requirió asomarse un poco más hacia el exterior, pudo comprobar que no había corrillos en la acera ni luces de vehículos de la Policía, cerró lo ojos, suspiró, volvió la mirada hacia el cielo y buscó su alma flotando entre las agujas de los rascacielos, pero no la vio, aunque por un momento pudo reconocer la del esposo de la portera que falleció aquella misma mañana, le horrorizó la posibilidad de haber podido compartir viaje con ese desagradable inútil, con el que no compartiría ni asiento en el metro, ese tipo deformado y con la mirada desquiciada que todas las mañanas cuando pasaba por la portería en dirección a la parada de taxis le decía con un tonillo de burla: “ Buenos días Señor Stock , que invente usted muchas historietas hoy,  seguro que lleva su MacBook?, jaja”.

5 comentarios:

  1. ¿Entonces no la palmó? Vaya, hombre, tan feliz que parecía por haber descubierto algo en el interior y el exterior de la ventana.

    Quizá el sueño le haya dado la clave y si para empezar ha podido inventar el final del portero, ese desagradable inútil, pues significa que su escritura vuelve a él poco a poco. Que se ande con ojos el profesor joven del jersey a rayas, que Wiliam parece haber recobrado las ideas.

    También puede suceder que su alma no sepa que se ha estampado contra el suelo. Y divague, y divague buscando terminar su historia que dejó pendiente, como su resurgir literario...

    Venga, señor presidente, espero que en la reunión lo obliguen a que siga inventando muchas historietas hoy y que las cuelgue en este circo para deleite del personal ^_^.

    ResponderEliminar
  2. Me presento, soy un poeta exiliado en España, procedo de un país del Oriente donde hay tradición muy rica en poesía, pero donde hay una represión muy dura. Yo estoy condenado allí.
    Os sigo desde hace tiempo, sois mi alimento diario, lo que contáis me llena el alma y me recuerda a mi país. Estudié español en academia y en casa y por eso os puedo leer y escribir.
    Vivo en Andalucía y me gustaría poder escribir en este bonito lugar. Alguien me tiene que invitar? mi dirección poetaexiliado@gmail.com
    gracias,salam

    ResponderEliminar
  3. Hola poeta, tu testimonio me ha sobrcogido, y emocionado te digo en nombre de este club, que queremos gente de todo el mundo escribiendo en este blog.

    Te mandaré una invitación para que puedas participar. Un saludo.

    salam

    ResponderEliminar
  4. Poeta exiliado, espero que ayudes a enriquecer éste sitio.
    En los últimos meses estoy leyendo a varios autores árabes (sobre todo novela) y estoy gratamente sorprendido por la sensibilidad y por la calidad de sus obras. Y afligido por no haberlos descubierto antes.

    ResponderEliminar
  5. Hola Presi, vaya manera de seguir, ahora resulta que estaba soñando. Así siguió en la segunda entrega del amuleto, en que todo era un aparente sueño.
    Tienes una mente privilegiada, bueno en verdad que aquí tod@s la tenéis.
    Dicen que no hay dos sin tres, a ver si nos sorprendes con otra entrega de continuación.




    Ostras, ahora me siento observada jeje
    No, si ya veréis como este circo se internacionaliza y llega muy lejos. Me gusta el cariz que está tomando esto. Bromeando, bromeando pero ya veis.
    Me gusta así mismo la gente con valor, como en este caso, presentarse y exponer su inquietud.
    Bienvenido poeta exiliado, me gustará leer tus obras.

    Besitos azules para tod@s, muasssssssss

    ResponderEliminar