sábado, 31 de diciembre de 2011

ACERTIJO



Tiene los ojos castaños,
como su abuelo, el poeta.
De momento come y duerme,
llora y hace pedorretas,
le importa un pito la crisis,
la declaración de renta,
los líos de Urdangarín
y los manejos de Hacienda.
De rana daba patadas,
ahora mama y se está quieta,
¿Qué es?: Mi nieta.
Otro problema más para el planeta.

4 comentarios:

  1. Mis mejores deseos para todos los blogueros-poetas
    en el nuevo año que empieza.
    ¡Vino y poesía!

    ResponderEliminar
  2. Hola mi querido José Luis, debo felicitarte por esta hermosura que ha llegado a colmaros de alegría y la que dará sentido a lo que habéis vivido hasta ahora y a lo venidero.

    Cuando van llegando y apareciendo ramificaciones del tronco principal, uno empieza a dejar de importar, no del todo pero bastante y pasa a importar un mucho los nuevos rebrotes que salen alrededor de este tronco principal, hay que pasarles savia para que tengan fuerza y puedan crecer rectos y fuertes. Es nuestro cometido cuando llega ese momento.

    Mis mejores deseos para ti y todos los tuyos, sinceramente y de corazón.
    Besitos azules muassssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Se la ve sana y lozana,/guapa la madre,guapa la abuela,guapa la nena./Y si en esto el poeta falla,/no debemos olvidar que,/seguro heredará:/gracia,simpatia...y mucho más. Felicidades. Dionisio

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Jose Luis! Se me había pasado este poema y resulta que entre tanta evento y tanto hospitalillo, tu haciendo de abuelo.
    Pues que sea muy féliz!!! que ya tiene mérito haber nacido !!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar