sábado, 31 de diciembre de 2011

Café con TS Eliot y Leonard Cohen

El cielo parece más ancho a esta hora indefinida, aquí las tardes son eternas y se confunden al final con la noche, el sol huye por el sur iluminando con una fría luz violeta los tejados medievales del Royal Mile.

La ciudad queda en una extraña oscuridad, que no es día ni es noche, como en un permanente amanecer, pero a las multitudes que recorren las grandes avenidas de George y Princess Street parece no importarles esta maldita oscuridad que llegó en octubre y que no se irá hasta pasado abril. A mí sí me importa, y siempre que puedo me refugio en esta fortaleza de moqueta roja y de anchas escaleras de madera que te absorben y te llevan sin esfuerzo hasta la última planta.

Y aquí estoy, sentado junto a la enorme cristalera victoriana, con un café caliente en la mesa, y TS Eliot y Leonard Cohen a cada lado, vienen de la sección de Poesía y quizá me acompañen el resto del viaje. La conversación con ellos dura poco, no puedo apartar la vista del imponente castillo encaramado a la colina, ahí en frente, castillo silencioso envuelto de lluvia negra.

Me cuesta escribir estas notas, Leonard me recuerda: “first we take Manhattan, then we take Berlín”, a mí me hace sonreir, pero Eliot no lo entiende, es de otra época, de cuando esta fortaleza no era una librería. Se me acaba el café, que parecía interminable, como la tarde, como la poesía, como la gran avenida ya desierta. El viento helado golpea con fuerza el fino cristal. Es el nuevo año, que ya amenaza por el Este.

José María Sánchez Alfonso, 31 de Diciembre de 2011

3 comentarios:

  1. Precioso relato Presi, que profundo, mucha seriedad para lo que nos acostumbras a entregar, no está nada mal verte en otros registros.
    La vida se compone de un poco de todo, así se va haciendo camino.

    FELIZ 2012!! para ti y todos tus seres queridos, junto con mis mejores deseos para todo este año venidero.
    Así mismo lo hago extensible al resto de poetas que conforman esta comunidad, como así a los posibles lectores que se aventuran en este mundo entre la realidad y la fantasía.

    Besitos azules muassssssssssss

    ResponderEliminar
  2. What a dream meeting over a cup of coffee! This is a wonderful scenario. I liked it very much. I saw Leonard Cohen in concert last year and wrote this poem about him at my blog.

    Happy New Year to you and your writing group!

    ResponderEliminar
  3. No sabía que era un tema escrito por Leonard Cohen .. http://www.youtube.com/watch?v=JTTC_fD598A&ob=av3n

    La canción traducida:

    Me sentenciaron a 20 años de aburrimiento
    por tratar de cambiar el sistema desde dentro.
    Ahora vengo, ahora vengo a cobrármelo.
    Primero tomaremos Manhattan, después tomaremos Berlín.

    Me guía una señal en el cielo.
    Me guía esta marca de nacimiento en mi piel.
    Me guía la belleza de nuestras armas.
    Primero tomaremos Manhattan, después tomaremos Berlín.

    Realmente querría vivir contigo, nena.
    Me encanta tu cuerpo, tu alma, y tus ropas.
    ¿Pero ves esa cola de ahí, moviéndose a traves te la estacion?
    Te lo dije. Te lo dije. Te dije que yo fui uno de ellos.

    Ah, me amaste cuando era un perdedor
    pero ahora te preocupa que quizás venza.
    Sabes como pararme,
    pero careces de la disciplina necesaria.
    Durante cuantas noches recé por esto,
    para que mi obra comenzase.
    Primero tomaremos Manhattan, después tomaremos Berlín.

    No me gusta su negocio de modas, señor
    Ni me gustan las drogas que le mantienen delgado.
    No me gusta lo que le ocurrió a mi hermana.
    Primero tomaremos Manhattan, después tomaremos Berlín.

    Realmente querría vivir contigo, nena...

    Te doy las gracias por las cosas que me mandaste.
    El mono y el violín marca Plywood.
    Practiqué cada noche, y ahora estoy listo.
    Primero tomaremos Manhattan, después tomaremos Berlín.

    Recuérdame. Solía vivir sólo para la música.
    Recuerdame, yo te llevaba las bolsas de la compra.
    Es el Día del Padre y todo el mundo está herido.
    Primero tomaremos Manhattan, después tomaremos Berlín.

    ResponderEliminar