jueves, 5 de enero de 2012

Cuento




Porque el cuento aún no se ha terminado,
yo seguiré de frente en las mareas,
yo buscaré la magia en las aldeas,
y el cuento acabará como he soñado.

Lucharemos aunque esté yo desarmado
venciendo de la vida sus tareas,
porque yo solo quiero que tú seas
esa estrella que se quede a mi lado.

A tu lado pondré fin a este cuento,
el más hermoso cuento lleno hadas
con pétalos de flores en el viento.

Te amaré en historias no acabadas
sin que acabe el amor que por ti siento,
entre sueños y lunas plateadas.

8 comentarios:

  1. Hola mi Juanjo, esto no es el cuento de Navidad, es uno de muy real que desearía de corazón se hiciera realidad.
    Esa aldea de ensueños, donde el refugio te transmitiera todas esas miles de sensaciones soñadas en tantas ocasiones.
    Con ese frío tan revitalizador de mente y cuerpo. frío en invierno, fresco en verano. Una delicia lo sé jeje
    Y luego la estrella que te acompañe e ilumine tus noches y, porque no, tus días, será la que deba ser.

    Precioso soneto, con el sello de Juanjo.
    Ya antes de empezar a leer sabía que era tuyo lo expuesto, porque esta vez no he entrado por la puerta de atrás, sino por la de frente y al ver esa imagen no podía confundirme jeje

    Ten un hermoso día mi querido poeta sureño, besitos azules muassssssssss

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que con este invierno veraniego que vivimos en este tiempo, la añoranza por el frío y el refugio de la hoguera que alumbren el nacimiento de letras y de historias se hace más intensa.

    Los cuentos, las historias de las moralejas que en muchas ocasiones, tienen un final feliz en este caso no está acabado, está por escribirse, por caminarse, por vivirse... Y los ingredientes del guión se exponen en una lista sencilla y que se entiende. Ahora toca el turno de describir la elaboración de la historia, y el protagonista quiere plasmar sus vivencias, por tanto, habrá de esperar a andar el camino y ver qué es lo que ofrece el viento.

    Gracias por tus palabras, como siempre, mi querida amiga. Un beso grande y que tengas un día maravilloso

    ResponderEliminar
  3. Por entre los versos de tu poema se cuela el viento del nuevo año, un aire nuevo y fresco que empapa todo con una humedad positiva, que huele a especias y sonrisas.

    y viene cargado de sal y de luz,
    porque sopla del Sur.

    ResponderEliminar
  4. y la melancolía espera al frío
    para que se cuele por la ventana
    de los sueños de las aldeas
    que quieren lluvia en sus mañanas
    y encerrar a los amores
    en un jirón de nieve blanca.

    Gracias, José María, por este comentario tan "poético" ^_^. No sé vosotros, pero yo sigo esperando que el frío haga acto de presencia y los rayos del sol se tomen algunas vacaciones, los pobres, deben de estar cansados ¿no?
    Un abrazo presi, que tengas una tarde bonita.

    ResponderEliminar
  5. Yo no añoro el frio Juanjo, aunque entiendo que tú si lo añores. Recién llegado del frio polar de Escocia y de Granada, y del frio de Italia también, me encanta el Sol de Málaga, estos amaneceres con luz dorada y las puestas de color púrpura.

    No me llames presi, porque desde el 1 de Enero ya no soy presi de nada, solo de mi mismo, jaja, ahora le toca a otros! ya estoy dedicado a mi familia, al despacho, a mi escritura, al yoga, es el 2012, chico, aires nuevos, que tiren del carro otros, al menos por una temporada, no?.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabía yo que con las medidas del ejecutivo a más de uno se le iban a quitar las ganas de tener una nómina... ^_^.

    ResponderEliminar
  7. Jose Maria, que de cambios me encuentro¡¡¡ y eso que el frío no ha llegado, pero algo haremos con un café humeante...

    Juanjo, poeta meláncolico y romántico por excelencia; podrías haber escrito todas las cartas, eres un Cyrano de Bergerac.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Kika por esos halagos. Aprovecho tus palabras para comentar el caballo de batalla que teníoamos nuestro nuestro profe y yo con respecto a eso. Reconozco que al principio no lo entendía, pero después supe a qué se refería Álvaro. Él me animaba a enfocar la nostalgia a pautas más modernas y yo pensaba que se refería a cambiara el registro del todo, con mi conseguiente rechazo... Yo me decía, cómo nome ha costado nadallegar hasta aquí... para cambiar ahora. Menos mal que ahora entiendo el consejo que me daba Álvaro y creo que es bueno. Aunque de vez en cuando me pierda en esos mundos que solo existe en la bipolaridad que intenta establecerse y poco a poco ve la luz.

    De cualquier modo, este soneto tiene más de un año y esta lleno de lo que es el mundo interior en un momento determinado.

    ResponderEliminar