lunes, 2 de enero de 2012

El flujo se pierde.



Se amontonan los recuerdos
a las puertas de tu alma,
en la sombra de la luna
de aquella noche olvidada
por tu mente fantasiosa
y tu adolescencia anciana.
Aunque intento traspasar
con los versos a la calma,
chocan, mueren en tu olvido
y en tus luces apagadas
por aquel impuesto externo
que clavó en ti su lanza
y tu mundo perdió encanto
y callaron mis palabras.
Hoy el viento trajo esferas
con imágenes de agua
de la luna que observamos
derramar plena su magia.
Más allá de toda lógica
siento el todo hacerse nada
y tu todo sigue en todo,
y mi verso, se desangra...

6 comentarios:

  1. Y sin embargo fluye, te colma, se evapora, se derrama y el torrente sigue su curso.

    Buen comienzo de año Juanjo, ojalá te sigamos recuperando en plena forma poética.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánto echábamos de menos esos versos tuyos, bienvenido de nuevo al Club!

    ResponderEliminar
  3. hola mi querido Juanjo, mi día está lleno de sorpresas y a cual más agradable.
    Te leo aquí, antes te he leído en mi espacio y un poco antes te he leído en un espacio amigo mucho tiempo adormecido.

    He leído tres veces tu poema, despacio, muy despacio, saboreando las palabras dichas mentalmente y creo, tan solo creo saber quien te las ha inspirado.
    Un dulce Princesa, como si de una bella durmiente se tratara y a la cual un bello Principe la hubiera besado. Hoy ha despertado nuestra Princesa.
    Un impuesto externo demasiado exigente y demasiado cruel le fue afligido, se le clavó de forma más brutal que persona humana pueda aguantar.
    Desde luego que un viento cálido mediterráneo nos ha traído imágenes y la magia ha surgido de forma inesperada y nos ha alcanzado de lleno.
    No me extraña que tu todo se haya hecho nada, pues aún estoy en el limbo por ello y eso que yo la traté menos que tú, conque me hago una ligera idea de como te has sentido. Si a mi misma se me han desbordado los sentimientos, a ti, ni quiero saber como estás, pues no es fácil expresarse cuando te sobrecoge un sentimiento así.

    Espero que puedas conciliar el sueño, hasta mañana mi querido poeta sureño. Espero así mismo poder seguir leyéndote con cierta regularidad.
    Año nuevo, conexión nueva, cuanto me alegro Juanjo.
    Besitos azules muassssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Hugo, fluye, el tiempo fluye, aunque a veces no lo veamos, aunque a veces tengamos la sensación que se para, que hemos entrado en un camino sin retorno ni avance...

    Pero fluye, colma, golpea, el tiempo y los sentimientos, las letras y las historias. La vida se llena con el flujo de estos conceptos.

    Yo no soy de tópicos, quizá no conozcáis esta faceta "antisocial" de mí. Pero aún así, yo espero que ya que se ha cambiado el calendario, los caminos de los integrantes del blog, comiencen a subir.

    ResponderEliminar
  5. José Luis, gracias. Hace una eternidad sin versos de este tipo. Solo un intento nefasto de expresar la poca vergüenza que hay en este país. Y mira que nos dejamos puntos sin tocar ¿verdad? El presidente del Santander se tenía que haber llevado un repaso ^_^.

    Pero aquí tenemos que contar otras historias, ofrecer una especie de elixir a esta realidad disfraza de ambulancia. Aunque sean en forma de versos tristones como los de este romance.

    Parece que el camino se ha despejado, se intentará dar algo más de guerra.

    ResponderEliminar
  6. Kanet, ciertamente el día de ayer desde luego será recordado de una forma muy grata. Y tu comentario demuestra lo grande que es el mundo de la escritura. El romance bien pudiera ser para la Princesa, puesto que tú misma señalas los motivos, pero no, no es así. El romance es una expresión simple de una relación que no se consolida. Se habla de los recuerdos que se detienen en las puertas de alma, de las sombras de la luna que un día se contemplaron, de una adolescencia que envejece por la falta de memoria. Hay veces que los impuestos externos influyen en el devenir de una felicidad que no llega a germinar. Por tanto, el todo se hace nada para uno y para el otro el todo sigue siendo todo mientras el verso que se escribe llega a desangrarse...

    Sabes que me desenvuelvo mejor en versos tristes que en historias más positivas y aquí un ejemplo de ello.

    Gracias por dejar tu comentario, como siempre. Un beso muy grande y que tengas una tarde maravillosa.

    ResponderEliminar