miércoles, 1 de febrero de 2012

Delirio poético VII

Libre quiero ser, libre, sin cadenas
que me aferren al abismo incesante,
quiero volar las tierras del amante
y bañar con mi amor sus azucenas

como paloma de fuego helado.
La luz derretida sobre los pétalos,
pídeles un deseo y ¡apriétalos!
fuerte con el corazón ya olvidado.

Son mis alas tus alas, tu voz mi eco,
tus pelos la cristalina cascada
y tu carne la tïerra labrada
con espesura a mar de trigo seco.

Tus ojos...¿qué podría comparar,
amor, con esos ojos? los contemplo
y me sumerjo en ellos, en el templo
del fuego eterno, de la pasión por dar.

Volar, rozar tu piel con mis caricias
y que mis esperanzas sean las flores
sobre tu almohada cubierta de olores
a sueños nuevos, a besos. Delicias.

Amor, desplegarme libre
sobre ti, en tu dulzura
poder vivir, y ser, libre.

Por: Jorge Villalobos Portalés

3 comentarios:

  1. Solo puedo decir que me parece Fantástico!!!
    Tu siempre serás libre, La poesía te dará esa libertad.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este poema .. es sumamente delicado, dulce y tierno.

    Besitos azules muasssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Me costó escribirlo y tardé un tiempo pero creo que no está nada mal.

    ResponderEliminar