miércoles, 1 de febrero de 2012

Heridas del alma

Viene la noche reptando
por las calles y las casas
escondiendo los rincones
difuminando las caras
de esa pareja a lo lejos
que gesticula y se calla
y se separa en la esquina,
ella muy erguida
él, en las baldosas buscando
una respuesta a su angustia,
una razón, un lugar donde tratar
esas heridas del alma.
La noche engulle sus sombras.
La luna viene barriendo
la oscuridad de la plaza
y acaricia a la muchacha,
que parada ante la fuente
y recogida la espalda
llora con sollozos cortos
que en el silencio resbalan

2 comentarios:

  1. "La luna viene barriendo la oscuridad de la plaza"
    Todo el poema es una belleza, pero estos 2 versos
    son demasiado. Me encanta, Isabel.

    ResponderEliminar
  2. Poema precioso y me gusta mucho.Espero el siguiente :)

    ResponderEliminar