martes, 27 de marzo de 2012

Adicto a la lectura

Era un adicto a los libros de misterio y no podía dormirse sin descubrir al asesino. El problema era que una vez terminada la novela no podía evitar la pulsión de comenzar una nueva.

Cuando empezaba la lectura sentía una curiosidad enorme por conocer todos los personajes: su aspecto físico, su personalidad, sus pasiones y sus aficiones. Evolucionaba con ellos a través de la lectura. Y luego se metía en la trama viviendo la acción como si fuera su propia vida. A lo largo de la narración pasaba por momentos de incertidumbre, intriga o serenidad identificándose con los personajes. Y por fin, llegaba el desenlace donde se iba a determinar si se cumplían sus expectativas. Y resultaba que siempre tenía que empezar un libro nuevo con la ilusión de encontrar el final perfecto.

Es como ese deseo inconsciente, tan desconocido e inalcanzable, que nunca se logra satisfacer plenamente y que se convierte en la chispa de un nuevo deseo. Y así indefinidamente.

6 comentarios:

  1. Lecturas seductoras,
    ediciones adicionales,
    lecciones adictivas.

    ResponderEliminar
  2. Muy real, Elena, casi casi me has retratado...

    ResponderEliminar
  3. Elena te diré que a mi siempre me ha gustado leer libros de lectura ( tengo tantos que ya no se donde ponerlos) ,pues desde bien pequeñita que cogí esa afición , y hay libros que están tan bien escritos que a veces imaginas los personajes como si los estuvieras viendo , hay libros que después de leídos te han sabido a poco y hubieras querido que siguieran...otros apenas se pueden masticar y debes dejarlos antes de atragantarte ...y otros cuyo final decepcionan sin más.. así es la Literatura, te engancha y podemos llegar a ser adictos...como tu bien dices..."Y así indefinidamente...." Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bonita descripción. Me pregunto si con ese ciclo de lectura posesa, dormirá tu personaje. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  5. Elena, me ha gustado mucho ¡¡ leer y leer, buscar y buscar finales, y encontrarte con personajes, unos que te gustan otros que aborreces, y volver a empezar ....

    ResponderEliminar
  6. Hola! Muchas gracias a todos por los comentarios. El mini relato surgió de una reflexión sobre el acto de la lectura.
    Hasta mañana!!!

    ResponderEliminar