viernes, 9 de marzo de 2012

Análisis de un sueño

Te soñé en el quicio de mi vieja casa,
cantando risueña entre los rosales.

Te soñé tocando mi vieja guitarra,
el alma vibrando bajo los compases.

Te soñé en el fondo de mi vieja barca,
bailando desnuda sobre los sedales.

Te soñé dormida en mi vieja cama,
el sol en tu pelo de negro azabache.

Te soñé en las ramas de mi viejo sauce,
colgando sonrisas en la fría noche.

Te soñé asomada a mi vieja ventana,
tu mirada ausente sobre los trigales.

Te soñé rondando los viejos recuerdos,
tu cuerpo enredado en mis soledades.

Te soñé, por fin, tu sueño en mi sueño,
calmando mis penas, sanando mis males.

Soñé que venías, y me despertaste.

9 comentarios:

  1. Me ha gustado muchísimo este poema oye! :) creo que lo has trabajado muy bien y mi opinión es: pedazo de poema. Bien hecho!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta Jose Luis, lo has escrito tú?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo la pregunta, no sé si ofenderme o sentirme halagado.

      Eliminar
    2. Yo sé como te sientes, estás halagado. Mi pregunta tenía ironía fina, es que los castellanos no cogéis esas sutilezas.
      Es que como nos engañaste ya con lo de la tortilla pues ya no me creo nada de tí, coges esta ironía ó no JL?

      Eliminar
  3. Hola José Luis, es precioso y se hace fácil leerlo y mucho más sentirlo.
    Tener a "tu reina" en todos y cada uno de tus sueños dice mucho de cuanto la quieres, pues sin un intenso querer esto no es posible, ella rige tus sentidos y no solo la percibes en el día sino que se te hace dueña de tus noches.
    Bueno, bueno.
    Ten un buen día, besitos azules muassssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Análisis de una nostalgia reiterada,
    meláncolica canción, casi elegía,
    una irreversible lejanía.

    ResponderEliminar
  5. Has vuelto a la poesía, Jose Luis. Sigue soñando y compartiéndo tus sueños con nosotros. Feliz domingo, porque el sábado ya está acabado.

    ResponderEliminar
  6. José Luis, has conseguido plasmar un poema nostálgico con un final que te deja la puerta abierta a varias interpretaciones. Pero, si alguien te despertó, y entiendo que ese alguien es la figura que es verbo en tu sueño, es que sigue a tu lado y podéis hacer esos sueños realidad, quizá no en el mismo tiempo, pero sí en las mismas acciones. Me fascina la gente la es capaz de contrastar el sentido de su historia. Tenemos sonidos de guitarras, miradas ausente sobre trigales viejos, sueños que se funden… da la sensación de una melancolía intensa, pero al despertar, el objeto del sueño está ahí y al menos, yo he visto mucha luz en ese final. Consigues que la sensación sea más optimista y menos nostálgica, disipándola con el golpe de dos versos que culminan un poema muy hermoso.

    ResponderEliminar
  7. Jose Luis, me ha gustado muchisimo, precioso poema.

    ResponderEliminar