lunes, 19 de marzo de 2012

El Génesis de una novela cualquiera


Delante tenía la pantalla, blanca como la nieve y vacía como la vida . En el alma una ilusión, en el corazón un tema y en la mente una razón.
Buscando una primera frase, unió unas cuantas palabras, cada una con su acento, con su ritmo y su compás. Y el escritor tecleó: “El sonido de un piano provenía del desván”. Y tras esta simple frase, todo un aluvión de ideas, ordenadas con criterio y transformadas en lenguaje, se plasmaron fácilmente en la página desierta, que dejó de estar vacía y se convirtió en su amante.

4 comentarios:

  1. Me encanta esta fotografía del primer instante, justo antes de la creación. Precioso.

    ResponderEliminar
  2. Magnífica descripción de las coordenadas de la creación, además de un elogio a la brevedad.
    Blanca y radiante tu pantalla táctil.
    Gracias Elena por tu obsequio.

    ResponderEliminar
  3. Creo que es un génesis con lírica, estos textos de prosa poética me gustan.
    ¿esto es nuevo campo creativo para tí, no? ¿has estudiado sobre esta técnica?
    Es un territorio desconocido este donde te metes, Elena, la lírica te atrapa como una hiedra salvaje y es dificil zafarte de ella. Cuidado, son arenas movedizas....

    ResponderEliminar
  4. Un texto tan fino y provoca sonrisa con caricia :)

    ResponderEliminar