miércoles, 7 de marzo de 2012

Fases del amor de juventud III


Y por fin llega su “sí”
y la luna centinela
va deshaciendo las brumas
y tu noche se hace eterna.
La vida es color de rosa,
tú solo sigues sus huellas
porque no ves más caminos
que el que sus ojos te muestra.
Te haces inventor de besos
de luz de luna y de estrellas
y los pones dulcemente
en su boca de leyenda,
Sientes volver a nacer
cuando con ella paseas
hablando de vuestros sueños
descalzos sobre la arena.
No hay más tacto que sus manos
ni más sol que su belleza,
no hay más aire que su risa
ni más paz que cuando besa
la galaxia de tus labios
donde brillan las promesas
y los planes de futuro
que se dan a ciencia cierta.
Hoy tu cuento está completo,
ha llegado tu princesa.

6 comentarios:

  1. La galaxía de sus labios
    y la órbita del verso,
    la princesa principiante
    y la magia de sus besos.

    Definitivamente contagioso en su poder evocador,
    el firmamento agradecido te ilumina.
    Buen día Juanjo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Universo enriquecido, amigo mío. Vigor adolescente recuperado por latidos de ilusiones nuevas que no entienden de tiempo. La inocencia del espacio que no entienden de rutinas que erosionan de luz del nacimiento de las estrellas.

      Gracias por derramar tu talento creativo y mejorar las entradas con tu aporte elegante y preciso. Buenas noches, trovador de juventudes.

      Eliminar
  2. Hola mi querido Juanjo, está tercera entrega te conduce hacia el dulce placer de volar entre nubes de algodón, sentir un cálido beso en tus labios a modo de consentimiento, a modo de total afirmación, que con ello no hace falta palabra alguna, un beso, una mirada y como colofón, una radiante sonrisa, todo ello sella un acuerdo invisible pero tangible.
    Precioso Juanjo, y esa parte es preciosa y parece tan real como si se hubiera vivido ..
    **Sientes volver a nacer
    cuando con ella paseas
    hablando de vuestros sueños
    descalzos sobre la arena.**
    Son experiencias que marcan, sí, marcan un antes y un después de esa confirmación de sentimientos.

    Ten un hermoso día mi querido poeta sureño, besitos azules muasssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi Kanet, ya solo queda la cuarta. Y esta será la más "oscura de las cuatro". Se ha contado las fases del amor primero, de todo lo que el alma experimenta cuando el alma es atravesada por las flechas de Cupido. Ahora queda contar qué ocurre después, las películas no terminan en el "The end", pero tampoco tiene que cambiar mucho la tónica. Lo pondré pronto, y espero que cause la misma sensación que estas tres entregas que llevo puestas.

      Esa parte que señalas me parece algo casi universal, algo que cualquiera, en algún momento de la existencia, ha podido sentir en alma propia. Un paseo sobre la arena del mar hablando del universo interior, los sueños y qué es lo que proyectamos hacer en el futuro, para después, muy posiblemente, no hacer nada de lo que hemos dicho, pero la sensación de ese momento, es imborrable y es algo cercano a "volver a nacer" en mi opinión.

      Que tengas una noche maravillosa, mi querida amiga. Un besito muy grande.

      Eliminar
  3. Juanjo, ya no eres el niño pena definitivamente, y eso me parece bién, esta serie de poemas es muy bonita, te lo estás trabajando. Y tiene un tono vital diferente, y mucha musi-calidad, felicidades!
    Jose María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, José María, las etiquetas no se pierden así como así, y la del niño pena me pega bien ^_^. Aunque tenemos a Jorge que se ha convertido en el benjamín del circo, él juega con las palabras de un modo más alegre y vital que yo.

      Este romance en cuatro partes, lo saqué después de un tiempo en el que la tripolaridad casi alcanza grados de presión máxima. Y para recuperar el aliento creativo, opté por una historia que reflejase las etapas del enamoramiento de la juventud, cuando no tenemos ni idea de cómo funciona todo esto.

      Se trata de contar historias, y las historias son de muchas índoles. El niño pena volverá a dar guerra, y el niño payaso pedirá su lugar en el momento oportuno.

      Gracias amigo, y enhorabuena por ese negocio nuevo que has abierto. Es una época donde el comercio de ilusiones se hace necesario. Allí estaremos.

      Eliminar