martes, 6 de marzo de 2012

A los poetas

Os quiero agradecer vuestros cariñosos comentarios y por eso os regalo este sutil sentimiento,

Una nevada de amor ha caído lentamente sobre mí, ya eres una suave cadena de cristal, de esclavitud sensual. Y sabes que me tienes cautivo, que me atraviesas dulcemente con tu daga perfumada, me vuelves a matar cuando te desnudas en mi presencia. Y juro que te imagino en mi ausencia, en las largas noches de mi soledad, como ya te soñé otras veces: con capa blanca, escapándote a volar, con cabellos de plata y envuelta en una música para no olvidar.

Salam.

6 comentarios:

  1. Ohh!! muchas gracias, es muy bonito, es dulce y tierno. Me encanta.
    Gracias una vez más por este regalo para la vista y lo sentidos.

    Besitos azules muasssssssss

    ResponderEliminar
  2. DIOS MIO! me ha encantado! enserio, es increíble y, no sé si es solo a mí pero ha hecho que me avergüence de mis poemas jajajaja está increíble enserio! yo no entiendo mucho pero lo que si entiendo es que es precioso. Esta es mi opinión y se agradece que lo hayas subido, muchas gracias!.

    ResponderEliminar
  3. Aún siendo un analfabeto en tu lengua, me encantaría contemplar una versión
    de alguno de tus escritos en su lengua materna, si fuera recitada aún mejor.
    He buscado en tu cuaderno, pero aparecía desierto.
    Espero tu palabra original compartida con un buen té de tu tradición.

    ResponderEliminar
  4. Vuestras palabras me emocionan, y mis poemas salen del corazón.
    La poesía nos contempla, y no al revés. Es como el Sol, si lo miras a los ojos no lo ves, pero él no deja de mirarte, hasta que se cansa, y entonces tú contemplas la Luna.

    Yo os veo a todos, en esa pequeña ciudad que besa el mar, tan bella. Miro vuestra escritura, veo vuestras reuniones. Os veo en mi sueños, puedo ver como sois.

    Salam

    ResponderEliminar
  5. El tiempo que se dedica de corazón no requiere agradecimientos Salam. Y te lo dice alguien que está en una batalla constante con este elemento.

    Tu poema es una caricia melódica que te envuelve y te hace, al mirar el cielo, que puedas sentir cada palabra materializándose en formas hechas de luz en el lienzo hermoso del cielo oscuro.

    Contemplados o contempladores, las palabras y las historias forman la esencia de la vida y sus emociones. Y aquí tenemos la fortuna de poder dar rienda suelta a la creación.

    ResponderEliminar
  6. sensual, daga, esclavitud, mil y una noches.... muy bonito

    ResponderEliminar