domingo, 8 de abril de 2012

En la nostalgia de la noche.

Que tierna sabe tu piel, dulce
mar de rosas cristalinas que
en la distancia
se funde hasta ser tu más pura esencia.


Surco con mi alas los límites
interminables
del oro pulido en tus labios de porcelana.


Será que cada noche
me limito a retratar en el aire
cada línea de tu cuerpo
que revivo
tan solo por el deseo de recordarte.


Única como la luna de mis sueños
así te pienso, así te quiero, así eres.




Por: Jorge Villalobos Portalés.

2 comentarios:

  1. Doloroso síndrome nocturno,
    analgésico recuerdo inspirador,
    "cogito, amo, ergo es".

    ResponderEliminar
  2. Justamente intenso, sin pasarte, así suena mejor, una poseía creíble. Felicidades Jorge.

    ResponderEliminar