lunes, 2 de abril de 2012

Hoy 2 de abril es imposible no recordar la locura, la muerte, el frío, el hambre. Algo que sucedió hace muchos años y que jamás debiera haber sucedido.  Es imposible no recordar a los mártires, a los héroes y a los cobardes de siempre.  Este día me recuerda, aunque no hace falta que lo haga, que también una parte mía murió de descreímiento, de frío y de hambre, en el sur muy sur, en un lugar en donde físicamente nunca estuve.

10 comentarios:

  1. La memoria
    no duerme
    y pisa fuerte.

    Mal vino
    austral pesar
    isleñamente,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribo, la memoria pesa un poco menos. Gracias Hugo.

      Eliminar
  2. A muchos, que aunque españoles, amamos a Argentina, también aquél hecho aciago nos dolió y nos marcó. La locura de los hombres no tiene límites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me preocupa y comprendo la locura de los locos. La locura de los poetas, me es necesaria. La locura de algunos hombres serios, de trajes y de uniformes, esa, esa es la que me desespera. Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  3. Bienvenido al blog y al club!
    Y te has estrenado bién, das que pensar con tu texto...se nota tu profesión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bievenido Gustavo!
      Solo hay que confiar en que el ser humano apprenda de sus errores para
      que tales barbarie no se repitan.

      Eliminar
    2. Gracias por la bienvenida, tienes razón hay que confiar en que podemos cambiar.

      Eliminar
    3. Gracias por la bienvenida, sugiero pensar churritos mediante.

      Eliminar
  4. Recordar el pasado ayuda a no volver a repetirlo, pero cuando duele, deseamos no tener que recordarlo. Buen micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recordar para no repetir, verdad freudiana. Cuando leo las respuestas, duele menos. Gracias Fanathur.

      Eliminar