sábado, 26 de mayo de 2012

Nubes



¿Recuerdas cuando jugábamos a descifrar los dibujos que forman las nubes a su paso?
Tú descubrías hadas y duendes, elfos y gnomos, seres mágicos que nunca existieron. 
Formas y objetos misteriosos que nos transportaban al infinito.
Tus nubes eran fluctuantes y se dejaban llevar por corrientes de aire. Volaban muy alto y viajaban deprisa a mundos desconocidos que nos gustaba imaginar.
Tus nubes eran blancas, imprecisas, ligeras, tan esponjosas como el algodón y tan irregulares como la belleza.
A veces eran tan transparentes que los rayos de sol las atravesaban formando ese efecto pictórico tan barroco que llaman rompimiento de gloria.
Demasiado jóvenes para viajar en solitario se dejaban arrastrar por ráfagas de viento hacia viejos cúmulos inamovibles, demasiado cargados. 
Entonces tus nubes, rebeldes e inadaptadas luchaban por salir.
Brazos y pies, cuellos y piernas surgían por todas partes, y ayudados por el soplido de suaves corrientes de aire lo conseguían.
Tus nubes eran fuertes como una carcajada.
Mis nubes eran débiles como un murmullo.

8 comentarios:

  1. bonita tesis sobre las nubes sus formas...aunque yo solo conseguí ver borreguitos . me gusto!

    ResponderEliminar
  2. Mi hermano y yo, atribuimos nuestra nueva visión de las nubes al Bautizo. Él tenía 8 y yo 9. Habíamos sido bautizados y días después de retomar las clases en el colegio, nos dimos cuenta que nuestro trayecto tenía tráfico de nubes. No eran nubes cualquiera...eran las nubes dragón, perro, las olas del mar, el árbol sin hojas. Tiempo después, cuando la "realidad" empezó a hacerse profunda en nosotros, todo cambio.
    Sin embargo, ahora que leí tu post, sé que esas nubes viven aún dentro de mí.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que tus nubes sigan dentro de ti. Y como son esas nubes? Fuertes como carcajadas? o como un murmullo?
    Muchas gracias a los dos por comentar.
    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  4. Metamorfosis,
    de nubes pasajeras,
    acumuladas.

    ResponderEliminar
  5. Normalmente las nubes se convierten en imágenes, pero tu les has dado vida, es decir, personalidad y sentimientos y eso en un relato muy corto y muy bien matizado. ¡Muy bien hecho!

    ResponderEliminar
  6. Creo que escribes mejores relatos de lo que dices, y eres más poeta de lo que piensas, Porque nos has engañado con este texto, que pena, con este va y ven de nubes, mitad prosa mitad poema.

    Me ha encantado, ya te lo dije esta mañana, en persona.

    ResponderEliminar
  7. Precioso Elena, nubes con nombre, nubes que hablan y rien, débiles, fuertes...

    ResponderEliminar
  8. ¡Muchas gracias a todos ! Algo hemos aprendido en este año de clases y escrituras.
    Lo seguiré intentando.
    Feliz semana!

    ResponderEliminar