sábado, 16 de junio de 2012

CARTA A UN VECINO




Te veo como sufres cada día
Escucho los sonidos de sus voces
Palabras tan amargas, tan cretinas.,
Las faltas de respeto, los reproches.

Te ofrezco el silencio de mi casa.
La paz y la armonía de mi vida,
Mis risas, mi música y mis fantasías.
Yo quiero que compartas mis sábanas de lino y mi cocina.

7 comentarios:

  1. O consigues al vecino o te cambias de casa...

    ResponderEliminar
  2. Recuerda: No desearás al vecino del quinto. ;)

    ResponderEliminar
  3. Ahora solo queda hacérsela llegar al vecino.

    Buena suerte ^_^.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja!
    Ya estoy haciendo gestiones para cambiarme de casa.
    ¡Demasiado tentación! Jajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que bonita esta entrada, sobretodo ese final significativo y contundente "yo quiero que compartas mis sábanas de lino y mi cocina"

      Eliminar
    2. Elena, me ha gustado mucho.Desde fuera, lo he podido ver.En un minuto, un problema y una acogedora solución.
      Muy bonito.
      Lola

      Eliminar
  5. me gusta la paz y la armonía y como no............. tus sábanas de hilo¡¡¡
    me ha encantado¡

    ResponderEliminar