sábado, 2 de junio de 2012

En la inmensidad del mar

Quebró el aire por el rugido de las olas. Se sobrepuso al silencio. Así soñaron las horas: "ser, mar, la continuación tuya, más océano, extenso sobre tierra rozando lo interminable". Tras la costa vi irse la luz crepuscular, quiso sumergirse en el agua. El sol también quiso ser mar, tan tímido por el horizonte. Se desnudó en el fuego de la tarde, allá sobre la casi noche. Ocaso. Disfruté de cada último rayo volando sobre los alrededores sin apenas probar la arena -no querran que sus delicados pies se pesen sobre la playa. Irán limpios hacia los adentros de la tierra-.

 Yo, inamovible, aprendí a sentir el beso salado con el que se despide un día, de distinta manera, con el pecho, dejé que se precipitase como a los acantilados ancestrales en tantas inumerables tardes. Y me convertí en eso, en precipio para el tiempo y los lugares -no los quiero, no-. Entonces lo que una vez fue fuego pereció entre sombras, solo quedaron las cenizas retorciendose en su origen. Se desplegó el manto nocturno de la noche y con ella los pedazos de las ilusiones que tuvieron tantos soñadores, tiritante brillo sobre la frente, luceros de plata, intrigantes.

 La luz de la luna es suave caricia . Despierto del aleteo con la mirada sobre lo alto, me reencuentro con la profundidad del mundo: el mar. Mi cuerpo es agua salada y barro, tuyo todo, ve desaciéndome del peso que son mis formas, hazme ligero oleaje hasta tenerme tan ingrávido como un sueño. Mar.




Con esto quiero aportar a la idea de Jose. Lo he escrito en prosa, atrviéndome a un estilo que no suelo usar. Espero que guste.

Jorge Villalobos Portalés.

4 comentarios:

  1. A mar, aromas,
    entre olas de prosa,
    alma que asoma.

    ResponderEliminar
  2. En prosa o verso, lo tuyo es la poesía.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa lectura, magníficas palabras escogidas e imágenes que vienen a la mente al leerlas. Me gusta especialmente eso de "el beso salado con el que se despide un día", preciosa imagen!
    Como sugerencia, creo que el texto es redondo sin el último párrafo (aunque este es muy bonito también), pero claro, es solo una opinión de alguien que sabe más bien poco de poesía! siempre te lo digo.

    Un saludo, José María

    ResponderEliminar
  4. Aunque hayas querido Escribir prosa, Jorge, sigue siendo Poesía y de calidad!

    ResponderEliminar