sábado, 23 de junio de 2012

Las palabras


Las parras nos rodeaban, las letras flotaban en el aire
Baco reunió a los poetas ,  las Brujas lanzaron sus conjuros
Las palabras escapaban en la noche, Lloraban, reían, descubrían, enseñaban
y tocaban el corazón de los poetas. 

2 comentarios:

  1. Buen resumen en prosa poética, gracias Kika !

    ResponderEliminar
  2. Este relato me ha hecho recordar la obra de Cornelia Funke "Mundo de tinta". Es una trilogía de esas que se dice "para niños" pero que su lectura me brindó momentos muy bonitos. Así que si no tenéis nada que leer, podéis darle una oportunidad.

    Las palabras tienen un poder extraordinario para todo. Una palabra dicha a tiempo puede evitar una catástrofe. También es posible que si una palabra no hubiera sido dicha, nosotros no hubiéramos nacido. Tan simple y rotundo como eso. La palabra que toca el corazón es, ciertamente, un conjuro que no podemos saber de dónde sale.

    ResponderEliminar