jueves, 7 de junio de 2012

Mediterráneo depurador de lágrimas.

Tú, que tantos lamentos has oído,
eres fuente de lágrimas serenas
y han nadado entre tantas lunas llenas
que hoy son fiel reflejo del olvido.

Hoy hay sueños que sobre ti han construido
aquellos que lloraron sus sirenas
y en tus aguas vertieron tantas penas
y en tu brisa encontraron su latido.

En cada atardecer el sol presagia
un lienzo de obligado contemplar,
llenándomos de paz que se contagia.

Y en las almas perfumadas de azahar,
las manos se entrelazan con la magia
del elixir azul de nuestro mar.

10 comentarios:

  1. Te echaba de menos¡ Que alegría que puedas volver! Me gusta la frase " en el atardecer el sol presagia un lienzo" solo eso es suficiente, es poesía.
    Bienvenido de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^_^.

      Los atardecer frente a la barandilla del Paseo Marítimo, sobre todo los que son de cielos violetas, tienen algo especial.

      El soneto se basa en la acción de los adoslescentes que le cuentan las penas. Está adornado con lágrimas de desahogo, pero eso es solo formas para cumplir con las reglas que exigen composiciones de este tipo. La propuesta era bonita y con las aguas del Mediterráneo siempre a la vista, había que ponerse e intentarlo.

      Eliminar
  2. Una lágrima caída en el café,
    otra arrastrada y desalada,
    no se interrumpe el llanto itinerante,
    sublime mar mediterrante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Hugo, esto es un símil de la vida, aunque sería mejor reír que llorar tanto ^_^. El que derramó las lágrimas en el café, perdón si se hieren sensibilidades, se lo tenía merecido. Estas lágrimas en el mar, al menos, son de desahogo, y no deja de ser bueno.

      Eliminar
  3. Jaja, sabía que era tuyo al empezar a leer la segunda estrofa, que triste pero que bonito, y breve, ole por nuestro poeta, nuestro "niño pena".
    ¡como se echan de menos los tiempos de cachondeo en el Tanguito y la Socorrito!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ups, el estilo me delata ^_^.

      Desde luego que se echan en falta aquellas tardes de locura, de Socorrito, de la poli, del lengua a lengua, de las poetisas y los aseos y del director pasando celuloide por su imaginación.

      Eliminar
  4. me ha encantado! y coincido con Isabel, es poesía.Felicidades! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge. Poesía, poesía... Es un término que me resulta complicado de determinar. Bécquer habló de ello y lo he entendido siempre como un símil de que cada quien tiene su propia definición y en ese ámbito subjetivo, se haya la mayor certeza.

      Eliminar
  5. ·Llenándonos de paz que se contagia, es verdad y como ya han dicho otros, es poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gustavo. Igualmente, es una apreciación subjetiva, ¡pero cómo sube la moral palabras como las que me dedicáis! un texto simple para seguir con la dinámica que empezó José María al mar, y que tan y tantos buenos textos ha aportado a este circo de escritura que este mes está de aniversario.

      Eliminar