lunes, 30 de julio de 2012

EL LUGAR DONDE TODOS LOS AZULES


Una ciudad que flota en el océano
Un océano de gente en sus calles
Unas calles que se abren a la claridad
Una claridad que se convierte en todos los azules
Todos los azules inventados
Todos los azules soñados
Todos los azules por crear

Y por imaginar,
Mientras escuchas las fuentes calladas
Perdida en tu laberinto de luz,
De los niños las miradas, de las mujeres el mirar
Marejada del vayven del mar, 
Desbordada de azul.
Plazas en sombra azulada
Olor a café y a sal
Tiendas de todo y de nada
Torbellino de pisadas, sin final.
No hay nada definitivo aquí
Que se acabe del todo,
Todo parece sin terminar,
Sin embargo todo es azul, y las calles mueren en el Mar
Sin querer morir, sin acabar.

Ciudad de azul
Plazas al Mar
Caras de gente
Caleta sin Sur,
Señoras sin edad
Velas al viento
Azul de horizonte
Azul te siento.

Colores tumbados al sol
Salitre para abrazar
Marejada a las dos
Azul, ciudad, soñar.

Veleros por la Calle Ancha
Oleaje de azules por San Agustín
Y en la Casa de las Cuatro Torres
Una marea alta, azul, sin fin.

Corrientes por levante
Brisa fresca pintada, de azul
Playa abierta, ciudad flotante
Niñas guapas, de cara azul, Cádiz, tú.

10 comentarios:

  1. Cadiz tiene algo. Algo que es complicado de explicar. Conozco el Puerto de Santa María, que vio nacer al marinero en tierra. Y azul y lila son sus atardeceres, sus plazas de piedra, su vida...

    Sentido y profundo ¿verdad? Escrito desde la vivencia del aroma a café de una terraza cualquiera.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, que escribiría yo sin ti?
    Han sido dos días en la ciudad azul, vengo completamente inspirado.

    ResponderEliminar
  3. Todo un poeta! ¡ Lo que podrías tu escribir si estuvieras en esta tierra de elefantes, estupas, templos, budas, currys y tés!¿Seguro que son relatos lo que tu quieres escribir? Muy bonito poema, Jose Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, que envidia sana tengo de saber que andas en el otro extremo del mundo, en esa isla de especias y palmeras, de montañas verdes y gente que sonríe. que lo disfrutes, ah: y a lo mejor tienes razón; ¿son relatos o poemas lo que yo quiero escribir? ni yo mismo lo sé.
      Ya no te envidio, me acabo de acordar de que yo me voy a otra isla en mitad del Atlántico con altas montañas verdes y caminos interminables que dan vértigo al andarlos. Y me voy a llevar mi libreta roja!

      Eliminar
  4. Hermoso poema sin duda, muy bonito.

    Te sigo.

    Un abrazo grande,

    María Eva.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, Jose Maria, fresco y profundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias JL, se intenta, se intenta, pero no tiene mérito , casi todo sale de mi libretita roja!

      Eliminar
  6. Que bonitos tus poemas.. realmente consigues que nos lleguen jeje no he estado en Cádiz pero por las informaciones que tengo comparto todo lo que nos cuentas en el poema =) sigueme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, que regalo mas sonriente, te seguiré!

      Eliminar