miércoles, 11 de julio de 2012

Hacia el final de tiempo

Yo te contaba historias de la luz
bajo el abeto de la noche fría,
los sueños se juntaban y llenaban
las ánforas vacías
de una emoción, perdida en lo mediocre
del que hace oídos sordos si suspiras
y deja que se muera entre sus dedos
un hálito de vida.
Aún conservo tu suspiro roto
y lo guardo en las venas de mis rimas
pero veo que el tiempo está corriendo,
y todo se termina.


Cuando regrese el tiempo del pasado
a llenar lo cobarde de tu huida,
quizá, mi niña de cabellos negros
se me haya ido la vida.

4 comentarios:

  1. Conservar un suspiro roto es un acto de amor precioso... Nunca es tarde para el que ama de verdad.

    Un beso suspiro ( o dos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sigo guardando pero ya no amo. Lo guardo porque me hace bien, porque me quedé con las cosas que viví. Creo que cada cosa tiene su tiempo y para aquella historia, hace tiempo ya, sí es tarde. Se quedó con el que rompía sus supiros, si bien romper aquello era complicado. Quien permanece por gusto en el infierno, no merece salir. Y por tanto, habiendo más tiempo que vida, aquella historia ha tenido la suya (su vida). Ya no.

      Un beso rimado con la admiración que te profeso.

      Eliminar
  2. Lo siento, entonces. Haces bien con quedarte sólo con lo que te hace bien. hay tragos en la vida que son demasiado duros y no merece la pena cargar con equipajes innecesario.
    Te beso en silencio, Juanjo.
    Esta vez es sólo un beso, pero lleva todo mi mejor yo en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo la respuesta y casi he dicho: "ese no soy yo" ^_^.

      No hay derrota, no hay tristeza. Solo hay tiempo que se va y que no merece la pena perderlo en lamentos. Una historia más, como tantas otras, con un final que no fue el deseado, pero que, para nada, supone el final de algo. Mañana vuelve a salir el sol y esta noche volverán a brillar las estrellas. Y en el ciclo de la vida, es el camino que debemos seguir. Y yo lo hago ^_^.

      La autenticidad de tus escritos te avala, Kayla. Gracias por tu tiempo y tus palabras.

      Eliminar