miércoles, 29 de agosto de 2012

Vacío


La esperanza echó a volar
cuando era lo que quedaba
real dentro de mi mundo
y se llevó hasta la nada.
Ya no queda sensaciones
de vacío ni alabanza
para poderlas plasmar
con verbos de tinta blanca
sin significado alguno
para el vacío de mi alma.
Ya no queda ni lo absurdo
que maquillan las miradas
de los amores mediocres,
que gobiernan con su falsa
el valor que se ha perdido
y al que nadie da importancia.
Nadie, ni siquiera yo
que me sumo a la farándula,
viajando de flor en flor,
saltando de cama en cama
con el corazón vacío,
con su mirada cansada,
ojos que no pueden más,
ausencia plena de lágrimas.

15 comentarios:

  1. Debe ser muy agotador eso de saltar de cama en cama con el corazón vacío...
    Y muy doloroso.
    Y guardarse el dolor de ese vacío...
    Uff...
    No puede ser sano.
    Suéltalo, libéralo, Juanjo...

    Un beso sin saltos ( o dos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doloroso Kayla. Se está en buena forma, siendo campeón del mundo de bicicleta estática, pero el dolor de un corazón vacio no tiene cirujanos competentes para paliarlo.

      El problema radica en creer encontrar lo que precisas y que al final todo sea una falsa. Sigues buscando, sigues luchando, pero hablando llanamente, al final tienes la sensación de saltar de flor en flor y de cama en cama, con el corazón vacío. Y eso acaba llevándose la esperanza, la desesperanza también, hasta la nada se acaba cansando de ti, y respirar esperando no respirar.

      Es la historia de la gente a la que la vida no es capaz de sonreírle, quizá porque ellos mismos no son capaces de sonreír.

      Gracias por tus palabras y tu tiempo, mujer de las mil caras, ^_^.

      Un beso esperanzado.

      Eliminar
  2. Si volara la esperanza,
    no sería más que un ave,
    si la jaula esta vacía,
    remozarla es lo que cabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha perdido, sin volar.
      Se aleja de lo sincero
      de los ojos necesarios
      esperando el movimiento
      de la sonrisa de la vida
      que en su jaula está de encierro.

      Eliminar
  3. Verdaderamente precioso Juanjo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, Lua. De lo absurdo y el vacío también pueden contarse historias que no provoquen indiferencia. Como dice José María, cuando no tienes ni siquiera la nada, puedes aferrarte a un verso y a una historia.

      Eliminar
  4. Un poema muy bien construido, y muy tuyo. Cuando no hay esperanza queda la poesía! un abrazo Juanjo.

    ResponderEliminar
  5. Exacto JM ^_^. Cuando hasta la nada es un lujo que se escapa de tus manos, tienes la opción de aferrarte a una historia que hacer tuya... y tener algo.

    Gracias por tu opinión. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Se mete por las arterias poéticas que uno tiene. ¡Bien hecho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la desesperanza llega a resultar empática en cualquier momento de la vida ¿verdad?

      Pero es que me da a mí que el tío que escribió esto, ni siquiera tenía desesperanza, decir que no le quedaba nada es decir que le quedaba algo, quizá un verso que meterse en las arterias para seguir respirando.

      Eliminar
  7. Ante tanta belleza, sobran las palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JL, a mi me parece que al tío ese le sobra todo ^_^.

      Eliminar
  8. Hugo, si te acuerdas del comentario que dejaste, te agradecería que lo volvieras a poner, porque estoy con el amamonamiento encima, le he respondido a JL con faltas del ortografia y al eliminar el comentario para escribirlo bien, he borrado el tuyo sin darme cuenta. Lo siento.

    Hablabas de algo que la esperanza reza, creo recordar, y quizá es lo único que le quede al tipo del romance, rezar a un dios en el que nunca ha creído para convencerse que puede existir y tener un motivo para seguir respirando.

    Lamento mi torpeza, amigo. Gracias en cualquier caso por tu tiempo y constancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empalidece la belleza ante la tristeza,
      enmudece la voz y la esperanza reza.

      Eliminar
    2. ¡Gracias! Brndita memoria tienes Hugo. Enhorabuena

      Eliminar