viernes, 21 de septiembre de 2012

¡Qué honda es la distancia!


¡Qué honda es la distancia de aquellos reinos
bajo nuestro paso!- el tuyo por un allá,
el mío por otro acá- se sumerge como algo infinito
en nuestra mirada hasta ser imposible vernos.

Acabamos ocultos y solitarios donde todo
lo más próximo que nos une es lejano, distancia
estirada, hasta lo último, nuestras sombras.
¡Qué honda es la distancia sobre distancia!

Y sueño, me cierro en los ojos y creo navegar,
por los innumerables caminos hacia la boca
que me ofreces, pero no, estoy aquí, en mi tierra
con los labios anclados al beso distante.

¡Qué honda es la distancia...Qué honda!




Por: Jorge Villalobos Portalés.

1 comentario:

  1. labios anclados, distancia estirada me gusta Jorge ¡¡¡

    ResponderEliminar