lunes, 3 de septiembre de 2012

Tengo


Tu voz alumbra mi vida
como el lucero del alba.
que tú eres para mí
que me cuida y me levanta.
Bendigo el tiempo vivido,
tan cerca de tus palabras,
del susurro de tus versos
que me llegan hasta al alma,
como el sueño de tus besos
que por mi piel se derraman,
como aliento de la vida
que devuelve tu mirada,
cuando llena de luz bella
el nacer de la mañana.
Ya no tengo que soñar
tu cuerpo de rosa blanca
ni el trigal de tus cabellos
que entre mis brazos descansan.
Leo versos en tu piel,
poesía enamorada
completamente de ti
y con voz emocionada
recito palabras nuevas,
del olvido rescatadas,
hechas de los sentimientos
que a entenderse no se alcanza.
Me sacaste del abismo
negro y frío de la nada
donde intentaron hundirme.
Y hoy tengo tus palabras,
tu música luminosa,
lo cómplice de tus sábanas,
una mujer que cuidar,
un beso cada mañana,
un sueño que proteger
y tu luz hecha de magia.
Tengo la suerte infinita
de saber que si me faltas,
no habrá olvido suficiente
que secara el mar de lágrimas
que sería mi presente
si no duermes en mi cama.
Por eso, te cuidaré
por que no mueran las ganas
de tu dulce corazón
de arropar mi madrugada.

11 comentarios:

  1. Mmm. Qué belleza de poema... Me quedo aquí un ratito saboreándolo...

    Un beso nostálgico ( o dos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo que sea necesario, Kayla. Cada segundo regalado es una caricia en el alma y una sonrisa que nace. Tengo mucha suerte de recibir palabras así de alguien tan grande como tú.

      Un beso agradecido.

      Eliminar
    2. :)
      Tú sí que eres grande.

      Un beso entretenido ( o dos)

      Eliminar
    3. Gracias ^_^.

      Un beso admirado.

      Eliminar
  2. Renovada gratitud,
    cada nuevo amanecer,
    sin nostalgia ni duda,
    sólo ser o no ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de bien nacidos
      el ser agradecidos.
      La pena y la dicha
      es todo en la vida.
      Mañana despierta,
      sonrisa en la puerta
      Los golpes de frente,
      poner fuerza urgente.
      Caricia del viento
      mi agradecimiento.

      Gracias Hugo, por enriquecer y dar tanto como das. Un abrazo amigo.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho tu poema "tengo", me ha gustado porque trasmite optimismo, no abusa de las rimas y tiene ritmo, lo único que te diría de crítica (lo hago porque sé que te las tomas bien, jeje) es que lo veo algo largo...
    Lo siento Juanjo es que los poemas de amor no me "tocan" mucho la emoción, no me los creo, pero lógicamente respeto que a ti te encanten, eres un maestro en eso!

    Un abrazo, JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me los creo JM. Es cierto, a pesar de los pesares. Y reconozco que no sé escribir de otra cosa. Pero a estas alturas, con la de vueltas llevadas y vividas, quien se crea este tipo de exageraciones, está en un error. Si me dicen, bueno, es un momento, solo por unos segundos breves se puede vivir algo así, podría estar de acuerdo. Pero quien afirme que esto es posible eternizarlo... está equivocado. Es un recurso de impacto más que de creencia.

      Y obre la crítica que me haces, también te puedo dar la razón en que unos versos de amor que buscan sonido y expresar emociones si son breves, puedne incluso mantener la expectación mejor. Sin embargo, hay obras cumbres de la literatura española, como El Cantar de Mío Cid, que es un poema. Y obras como la Odisea, también lo es. Pero tienes razón, seis u ocho versos menos, mejor sintetizado, y quién sabe su el impacto hubiera podido ser más intenso. Lo tengo en cuenta para la próxima ^_^.

      Gracias por tus palabras, JM. No me olvido que tengo una cuenta pendiente contigo, y créeme que este desmadre empieza a cansarme. A ver cuando me organizo y puedo verte. Un abrazo también para ti.

      Eliminar
  4. Gostei de seus poemas e textos.
    Beijos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Janice. Un honor contar con tu presencia, palabras y tiempo.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Tengo el eco de tu silencio
    la sonrisa en tu mirada
    el espejo de tu luz.

    Tengo tu alma que me alumbra
    tu fuego en mi piel
    tus besos que me queman.

    Tengo el calor de tus labios
    la esencia de tu aroma
    la voz que me mece el corazón.

    Amigo Juanjo, ha sido un placer descubrir este blog compartido en el que también tus letras asoman en algunas de las entradas, gracias por haberme presentado este blog.

    Besos.

    ResponderEliminar