martes, 16 de octubre de 2012

Impresiones de Nueva York

New York, salgo de Macy's. Las 6 de la tarde, una marea de colores cambiantes, los taxis amarillos fluctuando, empujándose en ambas direcciones; la ambulancia blanca y azul de silbido ululante, dejando una raya entre un  tráfico denso, desordenado, salvaje. Los hombres y mujeres, ajenos a la presencia compulsiva de los otros, en su andar decidido hacia un destino que solo ellos conocen. Y yo con mis bolsas, que me tiran de los brazos y el asombro suspenso del extraño. Cambio. Delante de la puerta, una bicicleta que tira de unos asientos tapizados en un cuero apagado cubiertos por un techo abovedado, se ofrece con un conductor, que no es musculoso sino hábil. Rezo cuando se adentra en la 5ª Avenida sorteando. Y disfruto feliz de haberme integrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario