jueves, 6 de diciembre de 2012

Tarde en el lago

El lago se abrió en dos partes
una de sol, otra invierno;
la línea se fue rizando
empujada por el viento.
La barquita con los niños y su madre
mezclando sus risas leves
con el dorado del cielo.
El ruido los alborota,
se angustian los movimientos,
de la madre con los remos
de los niños, que espantados
han congelado sus juegos.
Reza la madre llorando
sin interrumpir su esfuerzo
y un arco iris se forma
entre lo azul y lo negro
apaciguando a la bestia
que se retira en silencio

3 comentarios:

  1. Menos mal que tenemos una poeta que justifique nuestro nombre...

    ResponderEliminar
  2. Si te gustan los blogs gastronómicos te invitamos a pasar por nuestra cocina!
    http://juegodesabores.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. buen cuento¡¡¡ mezcla de terror, suspense, sentimientos y poesia¡¡¡

    ResponderEliminar