miércoles, 27 de febrero de 2013

La chica del cabello rojo



La chica del cabello rojo mueve
el pie hacia detrás en su inconsciencia.
Empieza entonces la turbulencia
del cuerpo que desea el tacto leve

de la piel blanca pálida de nieve
que quema mi interior con insistencia.
Intenta arrojar agua mi paciencia,
yo quiero saber más de su relieve.

La chica del cabello rojo lanza
temblores invisibles que sacuden
el instinto, volviéndolo violento.

Es mirarla y la vida no me alcanza
a explicar fantasías que no eluden
el calor que te da su movimiento

5 comentarios:

  1. BRAVO BRAVO BRAVO
    Magnífico poema.
    De corazón. José Maria

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, JL. Otra cosa no, pero este fijo que nombra a las cosas por su nombre...

      Ya he terminado la novela y en cuanto nos veamos otra vez te cuento más detenidamente. La idea, como te dije genial y la obra en sí, muy entretenida, que es lo importante.

      Eliminar
  3. Juanjo, que bien sabes elegir y juntas palabras, con lo fácil que parece.... precioso

    ResponderEliminar