jueves, 18 de abril de 2013

Ojalá fuese así


                                                     

              Ojalá todos los días muriesen así, en paz, y todas las noches volvieran a la vida sin nada que ocultar, sin disimulo,  al igual que entra la bruma húmeda del Mediterráneo, fresca y desairada, como solidaria marea vestida de verano, como una compañía literaria y en formación, ansiada, sin sospechas de nada.

Y anoche llegó, llegó esa calima de sal ligera, y subió por las calles de San Pedro, sorteando todo tipo de obstáculos, como el que escribe una novela y sueña con presentarla algún día sin futuro a la vista.

El pasado se transforma en presente, fluye, planea por un mar de ideas y luego toma la playa, el Paseo ya anocheciendo, para subir en grupo envolviendo al autor de la novela, subiendo escaleras sin sentido, cruzando puentes metálicos, hasta que cada cual ocupó su puesto. 

El creador, así, en minúsculas sonrojadas, se defendió honestamente, con limpieza humilde, a pesar de los ataques furibundos de preguntadores organizados y dispuestos disimuladamente alrededor de la sala, furtivos, esos francotiradores de la escritura. 

Y como la misma bruma, que acabó tomando sin resistencia toda la ciudad, el autor de la novela invadió la existencia con tres toques de creatividad, solo tres movimientos hicieron falta para dejar desarbolado al enemigo. Al que la leyó lo convenció de releerla, al que no la compró lo convenció de comprarla, y al que ni siquiera tenía idea lo dejó igual, pero al menos lo convenció de venir a compartir un vino al bar.

Ojalá fuese así, siempre.

7 comentarios:

  1. Cuánto sentí no poder estar en tu presentación, Juanjo. Pero que bonita entrada te ha dedicado tu amigo! Nos vemos esta tarde. Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuena Juanjo! por esta presentación, por el éxito de la misma, porque te lo mereces con creces y porque ya era hora de que algo fuera como debe. Ya hablamos cariño ;)

    Preciosa entrada José María, estuvo bien que tuviera apoyo, que se sintiera arropado por quienes le conoces y tienen la suerte de estrecharse en un abrazo e incluso algunas de darle un beso. Ayer lo tuve en mente en esos instantes, estuve con él en sentimiento. Gracias por este apunte y por la foto .. grandísima y anhelada foto .. una de su primera presentación literaria, es un verdadero tesoro.

    Suerte también con vuestro propio libro, el de los Poetas Urbanos .. ¡qué digo suerte! .. no no, más bien mucho éxito.

    Un beso grande a los dos, muassssssssssss♥

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito lo que has escrito José María. ¡Felicidades por tu novela Juanjo!

    ResponderEliminar
  4. Precioso lo que has escrito, José María, y preciosa la noche ayer.
    Disfrutamos todos viendo a Juanjo feliz como hemos disfrutado leyendo su emotiva novela. ¡A por otra, tío!

    ResponderEliminar
  5. Mi texto no tiene mérito. Todo el mérito es de Juanjo por haber escrito una novela. Felicidades Juanjo!

    ResponderEliminar
  6. Sentí mucho no estar, pero sé que estuvo precioso y este texto es el remate¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Ojalá fuese así que cada vez que alguien tiene la inmensa fortuna de presentar un libro, su primer libro, tuviera la suerte de estar acompañado de personas que hasta hace dos años ahora, justo desde abril del 2011, eran desconocidas la mayoría. Y ahora son una parte de mi vida de las que considero importante. Ojalá fuese así el tener a Carmen Diaz, sin importar el cargo que ostente, de tu lado y a alguien tan grande como Alejandro Pedregosa. Ojalá fuese así que los profesores que te enseñaron en primaria estén contigo ese día. Ojalá fuese así que alguien que leyó los primeros intentos concluidos, hace 18 años, te acompañe. Ojalá fuese así que compañeros de trabajo, con los que siempre estás de broma, sean capaces de acompañarte cuando te pones "serio" y recibas un mail que leas cinco días después animándote a seguir. Ojalá fuese así que haya personas que se desplacen con tal de estar contigo un día señalado.

    Ojalá fuese así que algún día pueda veros y acompañaros en este momento especial, porque talento hay y ganas también. Ojalá fuese así que las preguntas le den un aire dinámico a las palabras que explican una historia, haciendo el momento más divertido. Ojalá fuese así el recibir unas palabras tan cálidas como las que recibo hoy y que no olvidaré.

    Gracias por cada comentario, y más gracia aún por cada segundo que compartisteis conmigo la noche del 17 de abril.

    José María, no te lo dije en la presentación, pero te lo dio ahora, con un temblor de emoción provocado por las palabras que escribes. Tengo que verte presentando algo, estoy convencido de que así será. Y desde ya, conociendo, desde hace dos años, lo que puedes hacer y transmitir a través de una historia, con las bicicletas en Irlanda o en una cala hippie en la frontera de Tarifa donde todos corren porque llega una tal Socorrito, ojalá fuese así, que ese libro esté pronto con nosotros, porque hay historias que marcan y pocos los que consiguen hacer una.

    Gracias.

    ResponderEliminar