martes, 2 de abril de 2013

Retazos de vida

Muro alto insalvable
No permitas que mi tiempo
Transcurra al ritmo de tu cemento con musgo
He cruzado setos en busca de algún diamante
Sin esfuerzo
He pescado en ríos de aguas retorcidas
Con éxito
He despreciado retos de cheques concedidos
Por orgullo
He vivido al hilo de tejidos desfibrados
Con ellos
Y en el banco reposaban los zapatos para saltarte.

16 comentarios:

  1. Muy bien Elena!
    X cierto... espero que tu gato esté bien...

    Fdo. El "bebedor de Guinness".-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, bebedor de Guinness!
      Coco, el gato, te agradece tu interés.
      Estaba en el piso primero y vive en el cuarto,
      Escondido entre cipreses y con algún kilillo menos.
      Ahora se esta haciendo el interesante y me ignora.
      Habrá que probar esa guinness antes de que acabe el curso!
      Un saludo

      Eliminar
  2. ¡Enhorabuena Elena!
    Me gusta mucho como has modificado este poema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mina! Agobiar te toca a ti.
      Animemos este blog!
      Y gracias por animarmena volver al taller

      Eliminar
  3. ¿Álguien podría decirme cómo hago para poder publicar algo aquí? Soy Alberto, estoy con muchos de vosotros en el taller de Álvaro...
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto, en la clase del lunes lo hablamos, de acuerdo? un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues yo no lo se, pero mañana se lo pregunto al administrador que es Jose María.

    ResponderEliminar
  5. Ah y se me olvidó comenta tu poema Elena, muy bonito, ya lo hablamos.

    ResponderEliminar
  6. Elena, me alegro de que Coco esté bien, de que no andara muy lejos. En la calle, perdidos, pasan muchas penurias. La verdad es que me apasionan los gatos!
    Mi gatita se llama Layla, es de la calle, la secuestré justo cuando estaba a punto de buscarse una muerte segura cerca de la carretera. Tenía un par de meses entonces.
    He colaborado en varias ocasiones con asociaciones de animales abandonados. Los dos siameses que viven con mi ex-mujer, Rory y Jaco, también son acogidos. Nadie podrá creer que acordamos una especie de "régimen de visitas" gracias al cual no pierdo el contacto con ellos.

    José María, muchismias gracias, el próximo lunes ya hablamos de cómo he de hacer para poder, modestamente, publicar alguna cosa por aquí.

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Elena , Muy bien siempre haces todo muy bonito, nos conocimos en un mundial yo te sigo con Admiración...un beso , elijo ahora ANONIMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola: pues yo no puedo seguirte porque tu muro esta siempre en un idioma que desconozco, como bien sabes. Es una lástima que no vivas en Marbella para asistir a la presentación de nuestro primer libro. Me alegro que te guste nuestro blog. Saludos

      Eliminar
    2. Buenos días Elena mi muro tiene que estar a lado de ellos en estos momentos difíciles, yo encantado de traducir cualquier cosa, Aunque hay bastante en Castellano. vuelvo a decirte te sigo en todo lo que pueda.... Siempre has sido muy especial para mi, un saludo...

      Eliminar
  8. Vaya, Elena, yo que venía con el ojo avizor preparado para hacer los debates estos que tanta emoción dan y me encuentro que eres una alumna aventajada. El movimiento de retazos de vida es, valga la redundancia, muy vivo. Un acción lleva a un estado y después de moverse, llega la pausa, la espera para acometer ¿el salto final? Seguramente no, pero al menos a mí, que no entiendo de teorías y sí de impresiones y sensaciones, y la que me da este poema, es la de esperar el único que paso que falta por dar.

    Por cierto si hubieras puesto la marca de los zapatos, hubiera sido de diez ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho este comentario, que es más sugerente que el poema en si.
      Te echamos de menos en la clase de Alvaro. Espero que vuelvas.
      Búscame una huella o una marca y la ponemos. Jajaja!

      Eliminar