lunes, 6 de mayo de 2013

Concurso de La Térmica y el Sur.

Quedé finalista y luego en segunda posición en un concurso de La Térmica y el Sur, aquí os dejo el texto y un vídeo donde sale una breve mención sobre el concurso. Espero que disfrutéis del texto, trata sobre la madrastra -que era el tema del concurso-:

El vídeo:

http://www.diariosur.es/videos/malaga/actualidad/2350994969001-madrastra-celebra-termica.HTML


Texto: Toda razón, o cariño, de mí en ti, madrastra:

 

Tal vez me enreden las calles, los paseos, algún aroma conocido y violeta por las noches en aquellos placeres, ay, tan atrás y tibios. Los recuerdos, como lobos frágiles, son tan rompibles a un llanto sonoro o crispado, “mamá”, y el mundo pronunciándose, inexorable,  a los 8 años. Tras casi 10 años después aún me pesa de tristeza hundirme en yo que sé que aire, viviéndola nuevamente. Si alguna vez temblase el mundo al paso ¡ay! de mi herida, y las ramas leves crujirse dolorosas a mi imagen; o si alguna vez se quebrara la roca como mi alma partida, qué tristeza se estiraría de piedra en la fractura….

 

 tuve vanamente una soledad semejable. Mas torpemente, antes que yo al menos, fue deshaciéndose. La cálida quemadura de una herida, con su huella sobre cualquier silencio, podría haberme desgranado toda sonrisa en los años. Perdí a mi madre con esa prematura edad, alrededor de dos años después tuve una madre “nueva” aunque no de mi sangre –pero como ceñida vestimenta le es esa palabra-. Mi madrastra me ha cuidado junto a mi padre tras estos dos lustros con sus adversidades en mí tantas veces calladas, he perdido varios familiares y amigos. Fue difícil también a veces, aun con ayuda, sobrepasar sus ausencias con la cuales demasiadas veces tropiezo, pero siempre allí, conmigo, se mantuvo en incondicional compañía. Ese desinteresado esfuerzo, en el dominio de mi entraña, viene ardiéndose con la necesidad de agradecerle todo lo que ella por mí ha hecho (creo, entiendes a lo que me refiero). Conseguí ganar medallas, trofeos, diplomas por mis estudios,… tanto logro por tantísimo más apoyo dado, y humildemente, hoy, a mi querida madrastra Mº José, como a una madre no sé el método, la manera, ¡no la encuentro!, para así sentir complacido este purpúreo deseo, el demostrarle cuánta importancia ha significado en mi vida. Y con descuidarte alguna sonrisa, sintiéndote querida, podré decir que hoy habré vivido realmente. Entonces todo valdrá la pena.

2 comentarios:

  1. Muy bueno Jorge, me ha gustado la adjetivación, y la lírica tan dulce pero sin llegar a lo ñoño. Es emocionante, pero emocionante en el mismo borde, sin llegar a derramarse.
    Enhorabuena por el premio!
    Jose María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Jose María! se sigue notando mi vena poética en él, creo que es algo inevitable jajaja y espero que la gente que lo lea lo disfrute, que es lo que importa. Nuevamente, gracias!

      Eliminar