viernes, 28 de junio de 2013

Et eramus natura filii erae

"Et eramus natura filii erae..."

Mas creerás mi lengua perdida en qué lejanía
o mundo absorto, tal si no estuviera -y estoy-
en esto o aquello, lo de siempre o muchas veces:
escribir lo que luego el olvido va borrando.

Compañero, los poetas mentimos demasiado,
donde república platónica nos exilia
-quiero decir, la tierra soñada no es hogar
para nosotros- y nadie nos extraña acaso.

Todo puede entrelazarse tristemente en pena,
sentirnos las heridas universal y nuestras
como si todos ya conociesen su quebranto,

en donde si pasáramos próximos al mundo
afirmaran con su indiferencia "también yo",
pues los amo como me amo, como a mí no me aman.


2 comentarios:

  1. Precioso Jorge. De mucho nivel. Has dado un salto increíble!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Jose Maria, me gusta ver que se aprecie una mejoría en el estilo y la intensidad del poema. Te recomendaría leer el próximo que tengo pensado subir porque aunque es un poco enrevesado, me parece bonito; se llama Credo quia absurdum. Espero que te guste también, un fuerte abrazo!

      Eliminar