jueves, 10 de octubre de 2013

LA FICCIÓN SUPERA A LA REALIDAD


       «De repente lo veo aparecer por la esquina y me pongo a correr como no he corrido en mi vida.
Salgo a toda velocidad de la plaza y me adentro por las callejuelas del Trastevere. Oigo sus pisadas detrás de mí, me está alcanzando, no puede ser, no puedo caer de nuevo en sus manos, acelero todo lo que puedo pero mis piernas empiezan a dolerme, ahora me arrepiento de no haber ido a esas clases de gimnasia que me aconsejó Francesca.
Doblo una esquina y él también lo hace, siento sus pisadas cada vez más cerca, ¡Dios mío, ayúdame, no dejes que me alcance!
Vittorio me grita: Carlo, sei morto!
Entonces oigo un disparo y siento una punzada en el centro de mi espalda y un chasquido como de astillas fragmentándose. La vista se me nubla, se me doblan las piernas y caigo, caigo, caigo…

Oigo una voz como muy lejana. Entreabro los ojos. Hay algo borroso sobre mí. La imagen se va haciendo nítida y veo un rostro de enorme tamaño. Se está quitando las gafas


−Bueno, la novela no vale mucho, la verdad, pero por lo menos el final está bien –dice la enorme cara a alguien que está a la izquierda y que yo no veo−. ¡Vaya balazo que le mete en la espalda! –echa una carcajada−. ¡Y el tío cae al suelo como un saco de patatas!


«No me lo creo, ¿cómo es posible? ¿Yo soy un personaje de una novela? ¿De una novela que ese tío de la cara gorda ha terminado de leer ahora mismo?


Y entonces, cierro los ojos y me muero.»


5 comentarios:

  1. Hasta que el cara papa diga lo contrario.

    Muerto, muerto, no estoy porque escribo. Escribo luego existo. Me levanto, salgo de la novela y no me cago en mi autor, porque es demasiado lerdo para dejarme con vida pero cojo al editor que se alegra de mi final y hago que el calvario de Cristo parezca una broma...

    ResponderEliminar
  2. Diálogo y reflexión algo surrealistas. La verdad es que no lo he entendido muy bien pero eso que más da? Es un ejercicio curioso y muy de tu estilo. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu giro final estilo matrix.

    ResponderEliminar