viernes, 22 de noviembre de 2013

Déjame sin aliento

Déjame sin aliento
con el violento sol de tu mirada.
Eterniza el momento
de tenerte abrazada
en el amanecer de tu almohada

con sueños imposibles.
Déjame sin aliento con tus besos
de flor, irresistibles,
y ábreme los accesos
al portal donde abunden los excesos

del tacto de tu piel.
Déjame sin aliento de futuro,
que el presente es de miel,
que el presente es seguro,
que el presente a tu lado, es un conjuro

de los libros arcanos.
Déjame sin aliento desvestido
cuando esté entre tus manos,
mi corazón herido
se vuelva a sentir recién nacido.