sábado, 9 de noviembre de 2013

Respirarte.


Me acerco hasta tu cuello y comienzo a respirarte.
Tu aroma natural pierde mi calma,
y no quiero parar
de recorrer la pista hacia el cielo
y llegar a ti.
Eres una adicción tan peligrosa
que el límite no existe ahora
que he aprendido la lección
que nunca he olvidado.
La música de tu estremecimiento
tiene todos los premios del deseo
agudo del acorde
y todas las escalas.
Como creer en lo imposible
es mirarte desnuda de vergüenza,
tu piel acariciando el aire
despierta celos nunca conocidos.
Me acerco hasta tu cuello y comienzo a respirarte.
Como Neruda mira sus ojos oceánicos
yo miro tus ojitos de coral
y mis inspiraciones se aceleran
en la adicción incontrolable
por las hembras del sur
y los jardines cítricos
que se desprende de tu cuello.
Tú, con nombre de frío,
evitas poner leña en el hogar,
cuando la mermelada de manzana
que fabrican tus labios,
alimenta a la desesperación
que se hace tan urgente
como recuperar la calma tras la tormenta.

6 comentarios:

  1. Ayyy madre!! Es precioso este poema, bueno sé que resulto poco original jeje pero es lo que siento y así lo digo :D :D
    Me encanta apreciar en este poema la ansiedad que provoca un aroma, un roce, una mirada. Una ansiedad que te hace perder el norte para encontrarte en el sur.
    Fantástico Juanjo :D
    Feliz domingo, besos cómplices muasssssssss ♥ ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No aprecio la falta de originalidad ^_^.

      Ya en serio, regalar el tiempo sólo en leer las cosas que se escriben es un gesto digno de agradecer por todas las cosas que implican hacerlo. Y si ya encima dejas unas palabras diciendo lo que te parece, el regalo alcanza un valor bastante más relevante.

      La ansiedad que surge en un instante de paz es la idea que he intentado plasmar aquí y que has visto perfectamente ^_^.

      Gracias por tu tiempo y tus palabras. Un beso muy grande y una semana que comienza llena de vientos propicios para ti.

      Eliminar
  2. Muy bueno. Los versos: "La música de tu estremecimiento tiene todos los premios del deseo" me han parecido geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, JL. Igualmente, creo que es lo más conseguido de este conjunto. También me gusta bastante la mermelada de manzana que fabrican unos labios, aunque esté algo más visto ^_^.

      Eliminar
  3. Es lo que tiene Juanjo; que cuando le sale redondo es REDONDO. Hay pocos que tracen el círculo como tú. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José María. Recibir palabras de está índole anima y alegra hasta las piedras. Sabes dibujar sonrojos redondos en cada uno de nosotros. ¡Muchas gracias!

      Eliminar